¿Correr ayuda a adelgazar las piernas?

Los músculos de las piernas connotan fuerza y ejercicio, y están en la lista de ejercicios de muchas personas. Sin embargo, si tus piernas musculosas te hacen sentir incómodo, quizás estés ansioso por deshacerte de ellos. Correr desafía a los músculos de tus piernas e incluso puede hacer que sean más abultadas, pero la rutina de correr correcta también puede ayudarte a adelgazarlas.

Los beneficios de los músculos grandes

Antes de embarcarte en un plan para adelgazar tus músculos, pregúntate por qué lo quieres hacer. Las piernas musculosas ofrecen muchos beneficios. Quemarás más grasas si tienes más músculo y las piernas fuertes pueden hacer que virtualmente todo trabajo (desde levantar pesas hasta el ejercicio cardiovascular) sea más fácil. Los músculos fuertes, saludables también reducen el riesgo de la osteoporosis y la osteoartritis.

Quemar la flacidez y adelgazar las piernas

Correr es una forma de actividad cardiovascular, lo que significa que quema calorías y esfuma las grasas. Si tienes grasa en tus piernas además del músculo, éstas lucirán más pequeñas si corres de forma regular. Esto es así porque la grasa se esfumará, haciendo que tus piernas luzcan menos abultada. Por supuesto, no perderás peso si comes más calorías de las que quemas o si no haces ejercicio regularmente.

El tipo correcto de carrera

El correr a distancia es el mejor estilo para adelgazar tus piernas abultadas porque construye músculos magros en lugar de abultados. Deberás correr al menos tres millas para ello. Prueba comenzar con distancias cortas y gradualmente acumular distancias más largas con el paso de varias semanas. Trata de hacer al menos tres carreras largas cada semana. Si no puedes hacerlo, prueba variando tu rutina de correr cara día y mantente alejado del ejercicio de resistencia. Correr colinas, por ejemplo, puede construir músculos abultados debido a la resistencia y las carreras a toda velocidad también tienden a aumentar el bulto en tus piernas.

Esperar los resultados

La cantidad de tiempo que lleva ver los resultados depende de tu nivel de ejercicio actual, qué tan frecuente ejercitas, qué rutinas de ejercicio haces además de correr y la intensidad de tus carreras. Puede llevar varios meses antes de que notes un cambio en tus piernas. La forma de tu cuerpo también puede retardar las cosas: si eres naturalmente musculoso, probablemente no notes mucho cambio.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por aldana avale