¿Cómo correr afecta tu fuerza muscular?

Correr y el entrenamiento para ganar fuerza van de la mano cuando se trata de construir un físico muscular. Correr no dificulta el entrenamiento para ganar fuerza, pero no se utiliza en lugar de este. Mientras que correr proporciona fuerza en la parte baja del cuerpo, no ayuda a ganar fuerza en la parte superior del cuerpo. Combina correr con un entrenamiento para ganar fuerza para lograr el mejor rendimiento. Correr y un entrenamiento de fortalecimiento trabajan juntos para formar músculo y crear un balance corporal.

Deficiencia calórica

Al ser corredor de alta velocidad o de resistencia no quemas músculo a menos que tu cuerpo tenga una deficiencia calórica. Esto quiere decir que comes menos de lo que tu cuerpo necesita para mantener el metabolismo básico y la estructura corporal. Cada individuo requiere una cantidad distintiva de energía para cada uno de sus órganos, músculos y células para que funcionen de manera correcta. Si estás comiendo la cantidad correcta de proteínas y calorías que tu cuerpo necesita, correr te permite perder grasa antes que músculo. Una libra de grasa equivalen a 3.500 calorías. Una deficiencia calórica puede ocurrir por no reemplazar las calorías que pierdes al hacer ejercicio. Eventualmente tu cuerpo utilizará energía de los músculos esqueléticos si no consumes las suficientes calorías. Esto resulta en desperdiciar músculo o en perder tejido muscular.

Fuerza de gravedad

Correr es un ejercicio en el que cargas con tu peso que permite desarrollar la masa muscular de la parte inferior del cuerpo. También mantiene tus huesos saludables, que es siempre algo bueno. Los músculos de las piernas tienen que trabajar fuerte contra la gravedad para impulsar el cuerpo hacia arriba. Si estás subiendo una montaña, tus músculos serán retados. Cada vez que empujes tus piernas, ganarás fuerza. Incluir una rutina para ganar fuerza como un régimen de ejercicio será mas beneficioso porque puede ayudar a aumentar tu resistencia. También ayuda a poner diferente énfasis en los músculos dado que te mueves de varias maneras.

Correr a máxima velocidad vs. correr por resistencia

Los corredores de alta velocidad usualmente tienen mas músculo en las piernas que los corredores de resistencia porque en ellos hay una contracción más rápida de las fibras musculares comparado con los corredores de distancia. Los corredores de resistencia tienen contracciones de fibras musculares más lentas. Las fibras que se contraen más rápido son principalmente para trabajos de velocidad y movimientos poderosos. Es fácil desarrollar más fuerza muscular si eres un corredor de alta velocidad dado que tu cuerpo utilizará las fibras musculares de contracción rápida.

Estableciendo un régimen

Combinar ejercicios cardiovasculares con entrenamientos de resistencia es un primer paso para construir músculo y evitar la pérdida de este. Tener un plan nutricional balanceado es igual de importante. De acuerdo con el American College of Sports Medicine, debes de poder realizar entrenamientos de resistencia al menos dos o tres veces a la semana. Haz de ocho a 10 ejercicios que trabajen los grupos de músculos principales. Haz al menos de 30 a 60 minutos de ejercicios de intensidad vigorosa tres veces a la semana. El ejercicio moderado es cualquiera que mantenga el ritmo de tu corazón en aumento pero lo suficientemente bajo para que puedas tener una conversación. El ejercicio vigoroso al ser más intenso implica un gran incremento del ritmo de tu corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por kamrie kingston, cpt, wfs | Traducido por héctor muñoz