Por qué corremos más rápido que nunca

Cinco razones para que los atletas cubran más distancia en menos tiempo que antes - con tres formas para ayudar a mejorar el rendimiento.

El hombre se ha vuelto más rápido en los últimos 100 años.

"La superioridad en el rendimiento deportivo implica la integración de los factores musculares, cardiovasculares y neurológicos que funcionan cooperativamente,"

— -Michael Joyner, M.D., coautor de “The Physiology of Champions (La fisiología de los campeones)”.

Hace cien años, en los Juegos Olímpicos de Estocolmo de 1912, los récords mundiales de 100 metros, 1500 metros y maratón se situaron en 10.5 segundos, 3:55.8, y 2:40:35, respectivamente. Hoy en día los récords son 9.59, 03:26 y 2:03:30. Claramente, los corredores se vuelven cada vez más rápidos. De hecho, las mujeres han ido mejorando a un ritmo aún mayor que los hombres, probablemente porque tenían pocas oportunidades hasta los últimos 50 años. Dado que los seres humanos han evolucionado poco en los últimos 100 años, los corredores, a diferencia de los automóviles, no se tornan más rápidos, debido a motores más potentes. En cambio, sus mejoras dependieron de una variedad de otros factores.

"La superioridad en el rendimiento deportivo implica la integración de los factores musculares, cardiovasculares y neurológicos que funcionan cooperativamente", dice Michael Joyner, M.D., coautor de un artículo de Journal of Physiology titulado "La fisiología de los Campeones", que se publicó justo antes de los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 .

Los propios corredores utilizan términos ligeramente menos académicos. Deena Kastor, reflexionando sobre su actuación récord (2:19:36) en el maratón de Londres de 2006, dice: "Mis mejores marcas personales provienen de una combinación de agudeza mental y física. En el lado físico, me adapté a veinte años de entrenamiento de resistencia. En el lado mental, era divertido correr con mi marido, mi compañero de entrenamiento y mi entrenador.

El corredor de maratones más rápido de la historia de Estados Unidos, Ryan Hall, con 2:04:58, pone un mayor énfasis en la preparación mental. "Hay muchos factores que conducen a un rendimiento significativo", dice Hall, quien se entrena actualmente para su segundo maratón olímpico. "Pero creo que el más grande es la mente.

Los fisiólogos, entrenadores, estadísticos, y corredores a menudo enumeran las siguientes razones para explicar la mayor rapidez de estos tiempos.

Más participación

Desde tu maratón local de 5K a los grandes maratones urbanos a las carreras rally pobremente organizadas en Addis Abeba, Etiopía, más personas están corriendo más que nunca. Cuando esto sucede, muchos deportistas talentosos salen a la luz. Esto es particularmente cierto para los grupos que han sido poco representados anteriormente, es decir, las mujeres y los corredores del tercer mundo. Los Juegos Olímpicos ya no pertenecen a los equipos como el equipo británico que se hizo famoso en "Carrozas de fuego", en los Juegos Olímpicos de 1924.

"Más participantes de otras regiones es fundamental para tiempos más rápidos", dice Michael Joyner. "El niño que representa esto es Abebe Bikila." Bikila ganó los maratones olímpicos en 1960 y 1964, alertando al mundo sobre el talento de los corredores de larga distancia de África Oriental.

Más oportunidad, mejor premio

Nunca antes hubo tantas carreras de alto rendimiento con premios de mucho dinero. El dinero no puede compararse con lo que ofrece el fútbol profesional, el béisbol y los jugadores de baloncesto, pero es alucinante para un chico joven de Jamaica y Kenya. Un corredor veterano estima que el jamaiquino Usain Bolt, campeón olímpico y titular del récord mundial en los 100 metros y 200 metros, ganará alrededor de US$12 millones este año. Que empequeñece los US$100.000 del premio al primer puesto en muchos maratones importantes, a menudo aumentado en honorarios por apariciones de los corredores más famosos. Sin embargo, en Kenia, con un ingreso promedio anual de US$780, los premios de las carreras son suficientes para hacerte correr largo y esforzadamente.

Mejor entrenamiento

A pesar de que la fisiología no ha cambiado, los métodos de entrenamiento sí lo hicieron. Hace un siglo, los corredores sólo corrían alrededor de una pista de tierra o a través de los bosques locales. Hoy en día, se entrena más, y más científicamente, de lo que jamás se entrenaron los corredores. Algunos viven en la altura, otros duermen en tiendas de campaña a gran altitud, ambos tienen la esperanza de mejorar la capacidad de oxigenación de la sangre. También utilizan cintas de baja gravedad (desarrollados por la NASA) y monitores de ritmo cardíaco, y religiosamente realizan entrenamiento de los músculos del tronco y regímenes de estiramiento. Los velocistas entienden como nunca antes la importancia del entrenamiento de la fuerza para producir el máximo resorte muscular y minimizar el contacto de los pies en el piso.

En África Oriental, los entrenadores europeos están enseñando a sus corredores nuevos entrenamientos que aumentan el tiempo de permanencia en el ritmo de la carrera. "Los entrenamientos que te hacen ir muy rápido, recuperar, y luego ir rápido otra vez producen importantes beneficios", señala Bill Pierce, del Instituto Furman de Entrenamiento de Carreras y Científico (FIRST).

Mejor nutrición

Algunos expertos piensan que la nutrición ha jugado un papel importante en los ritmos de corredores más rápidos, pero todos los grandes corredores prestan atención a la hidratación y la nutrición inteligente. Hace cincuenta años, se les dijo a los corredores evitar la bebida, ya que supuestamente llevaba a calambres en el estómago. Ahora, las bebidas, los geles y las barras están formuladas cuidadosamente con carbohidratos y electrolitos para ayudar a mantener la resistencia. Además, los velocistas y corredores de maratones entienden la importancia de la recarga de carbohidratos y proteínas después de un entrenamiento duro. La combinación repone el suministro de energía, y ayuda a reparar y crecer los músculos.

El poder de la mente

En los años previos a su histórico récord de una milla en 3:59.4 el 6 de mayo de 1954, a Roger Bannister le dijeron que la hazaña era literalmente imposible. Después, predijo: "Después de mí, el diluvio".

Estaba en lo cierto. Seis semanas más tarde, John Landy había bajado el récord a 3:58.0, y pronto siguieron muchos otros. Una milla en menos de cuatro minutos no fue una barrera fisiológica, sino psicológica.

Los corredores de hoy en día son más propensos a consultar a un psicólogo deportivo al igual que un nutricionista. ¿El objetivo? Reducir la ansiedad que generan el entrenamiento y la competición de alto nivel, y para abrir la mente a nuevos horizontes. El famoso científico sudafricano de deportes de, Tim Noakes, M.D., autor del enciclopédico Lore of Running ha ido perfeccionando una idea a menudo llamada "la hipótesis del gobernador central". Según Noakes, el cerebro limita el rendimiento, no las piernas y el corazón.

"Entonces, ¿es realmente la mente sobre la materia?", se pregunta en un nuevo artículo titulado "La fatiga es una emoción derivada del cerebro". Noakes responde afirmativamente. Él cree que la fatiga es en gran medida una "ilusión" creada en la mente, no viene de los músculos. Por lo tanto, "el atleta que gana es el que tiene síntomas ilusorio que interfieren en lo más mínimo con el desempeño real". Es decir, si puedes entrenar tu cerebro para ignorar la sensación de fatiga, puedes correr más rápido. Noakes deleita citando a Bannister, que una vez dijo: "Es el cerebro, no el corazón o los pulmones, que es el órgano crítico."

Bien o mal, Noakes se parece mucho a Ryan Hall. "Creo que el miedo es la cosa más grande que tienen los seres humanos en todas las facetas de la vida, pero sobre todo en el deporte", dice Hall, que todavía está tratando de ganar su primer maratón importante. "Lo que estamos viendo ahora en los maratones es un grupo de corredores que están perdiendo el miedo. La ausencia de miedo es la clave.

Cómo volverte más rápido

La mayoría de nosotros no vamos a competir en los Juegos Olímpicos de Londres, y mucho menos romper un récord mundial. Pero eso no significa que no podamos aprender a correr más rápido utilizando algunas de las técnicas que campeones han utilizado. Las tres principales directrices para los atletas promedio:

1. ENTRENA MÁS AL RITMO DE CARRERA. Estos tipos de ejercicios, llamados sesiones HIT por entrenamiento de alta intensidad, ayudan a las piernas, el corazón y el cerebro a adaptarse al estrés de los esfuerzos de la carrera. "Miles de corredores han informado que los PRIMEROS ritmos de entrenamiento son un reto, pero los ha ayudado a alcanzar velocidades mayores", dice Bill Pierce.

2. REFORMULA TU DIETA. Si necesitas perder algunas libras, está prácticamente garantizado que te hará más rápido, concéntrate en alimentos de muy buena calidad. Come carbohidratos de granos enteros antes de los entrenamientos, y toma leche con chocolate baja en grasa poco después de la práctica. Elimina las bebidas azucaradas - un área problemática común para los corredores sedientos.

3. CREE QUE PUEDES LOGRARLO. Sí, eso es un cliché de Oprah. Pero es lo que muchos atletas de clase mundial utilizan para correr aún más rápido. La mente es el enemigo más molesto cuando te detiene, pero puede ser tu mejor aliado cuando aprendes a soltarla. "Yo no tengo ningún pensamiento mágico", dice Hall. "Yo sólo he aprendido a abrirme, relajarme y dejar que fluya lo que ya estaba dentro de mí.

Foto: Thomas B. Shea/Getty Images Sport

Más galerías de fotos



Escrito por amby burfoot
Traducido por sofia loffreda