Correlación entre los elogios de los padres y la autoestima

En 2007, Po Bronson escribió un artículo para la revista New York centrándose en el efecto de la alabanza en la autoestima de los niños. Destacó la labor de la psicóloga Carol Dweck. Más de cinco años después, los lectores siguen comentando y discutiendo el artículo en línea. Dweck postula que a veces la alabanza en realidad puede servir para socavar la autoestima de los niños. Su trabajo ha influido en los padres y profesionales por igual y ofrece una nueva mirada a cómo se puede utilizar un elogio para mejorar el sentido de la autoestima de los niños.

¿Qué es autoestima?


Los padres influyen en cómo se forman los pensamientos, sentimientos y percepciones de sus hijos y su crecimiento.

La Academia Estadounidense de Pediatría define la autoestima como "la forma en que un individuo se percibe a sí mismo, en otras palabras, sus propios pensamientos y sentimientos acerca de sí mismo y su capacidad para lograr algo de maneras que son importantes para él o ella". Algunas de las características asociadas con la autoestima son los sentimientos de seguridad, autodisciplina y control, el propósito y la competencia. Aunque la autoestima se desarrolla internamente, los padres influyen en cómo se forman los pensamientos, sentimientos y percepciones de sus hijos y su crecimiento. La alabanza juega un papel importante en cómo los padres animan a sus hijos.

Tipos de elogios


La teoría es que el esfuerzo es algo que las personas pueden controlar. La inteligencia es una medida más fija.

Uno de los aspectos del trabajo de Dweck mostró que los niños elogiados y reconocidos por su esfuerzo prueban mejor que los niños elogiados por su inteligencia. La teoría es que el esfuerzo es algo que las personas pueden controlar. La inteligencia es una medida más fija. Poner un esfuerzo extra por el tiempo dedicado al estudio o el aumento de la concentración puede mostrar una mejora apreciable en la comprensión del material y de los grados. Dweck sugiere alabar a los niños por su persistencia y trabajo en vez de por su inteligencia.

Proporcionar elogios y estímulos


Desde temprana edad los niños pueden sentir cuando un elogio es vacío o automático.

Los niños necesitan el reconocimiento y el apoyo positivo, pero desde temprana edad ellos pueden sentir cuando un elogio es vacío o automático. Si bien puede parecer más trabajo, sobre todo al principio, alabar un esfuerzo específico proporciona información concreta: "Me gusta la forma en que hiciste una lista para realizar un seguimiento de todos tus próximos finales de manera agradable y organizada". Para los niños más jóvenes, compartiendo su sentido de maravilla y descubrimiento, darles tareas para hacer en casa y ofrecerles apoyo cuando intentan cosas nuevas son formas sólidas para reconocer su competencia, la curiosidad y el esfuerzo.

Manejo de retos


En la vida cotidiana, reconocer que la persistencia y el esfuerzo han valido la pena proporciona momentos educables que conducen a un sólido sentido de la autoestima y la capacidad de enfrentar los desafíos con ingenio.

Al ayudar a construir un sano sentido de la autoestima, los padres pueden modelar formas de lidiar con la frustración y ayudar a los niños a desarrollar la resiliencia. El manejo exitoso de retos da a los niños un sentido de competencia. Luego, los padres tienen la oportunidad de sentarse con su hijo y reflexionar sobre la experiencia, hablar sobre lo que era difícil y hacer hincapié en la resolución de los problemas. En la vida cotidiana, reconocer que la persistencia y el esfuerzo han valido la pena proporciona momentos educables que conducen a un sólido sentido de la autoestima y la capacidad de enfrentar los desafíos con ingenio.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah stambler | Traducido por gii urii