La correcta colocación de los pies cuando corres

Según la American Academy of Podiatric Sports Medicine, el pie está formado por 26 huesos, 33 articulaciones, 112 ligamentos, además de una gran variedad de tendones, nervios y vasos sanguíneos. La colocación incorrecta de los pies al correr puede desarrollar una variedad de problemas en los pies, como torceduras, esguinces, dolores en el arco, espolones del talón y la rodilla del corredor.

La correcta colocación de los pies

Muchos corredores tienden a aterrizar demasiado en sus pies, rebotando en exceso, inclinándose demasiado hacia adelante, o dando zancadas. Todas estas características no sólo afectan a la velocidad y la eficiencia de funcionamiento, sino que también pueden dañar a los pies. Según la BBC, la colocación correcta del pie al correr comienza en la punta de tus pies. Mientras corres, los talones no deben tocar el suelo. Además, los pies deben aterrizar justo debajo de las caderas. El resto de tu cuerpo, la espalda, los hombros y la cintura, debe estar relajado y recto. Mantén la cabeza en alto mientras corres.

Lesiones comunes mientras corres

La colocación de los pies incorrecta al correr puede dar lugar a una serie de lesiones, incluyendo dolores de espalda, pantorrillas y cadera. Los calambres en las piernas, por ejemplo, son causados por dar demasiadas zancadas y correr sobre superficies duras. Las fracturas por estrés son el resultado del sobre-entrenamiento. El dolor más común, la "rodilla de corredor", es un resultado directo de la mala colocación de los pies cuando corres. Otras lesiones comunes incluyen la fascitis plantar, tendinitis y fracturas por estrés del metatarso.

Calzado adecuado

Además de la colocación correcta del pie, también es importante llevar calzado adecuado para evitar lesiones al correr. Visita a un podólogo para determinar cuál es la zapatilla de deporte adecuada para ti. Hay muchos factores a considerar incluyendo tu peso, la estructura y función de tu pie, el medio ambiente y el régimen de funcionamiento. Las mejores zapatillas proporcionan flexibilidad en la zona de los dedos y las puntas de los pies aún permanecen estables desde el arco hasta el talón. Un dispositivo ortopédico puede ayudarte a aliviar cualquier dolor al correr. También considera usar calcetines finos que absorban la humedad.

Estiramiento

Para ayudar a evitar lesiones, estira los pies y los músculos de las piernas antes de comenzar tu rutina de ejercicios. Comienza con una caminata o trote lento de 10 minutos y para cada pocos minutos para estirar suavemente los músculos. Algunos ejercicios de estiramiento para tener en cuenta son estirar las rodillas, estirar los isquiotibiales y hacer dominadas de pared. Trata de no rebotar ni tirar de los músculos con demasiada fuerza, ya que estos movimientos pueden causar lesiones en los pies y las piernas. El patrón correcto a seguir mientras estiras incluye: estirar, retener y liberar.

Más galerías de fotos



Escrito por susan diranian | Traducido por agustina dowling