Cómo hacer que la correa se mueva suavemente en una caminadora manual

Escrito por daniel barrows | Traducido por analia moranchel
Las caminadoras manuales son similares en estructura y función a las automáticas, pero carecen de una unidad motora.

Las caminadoras manuales son similares en estructura y función a las automáticas, pero carecen de una unidad motora. En cambio, empujas la correa hacia atrás con los pies y aceleras gradualmente. Eventualmente, el impulso te ayuda a mantener la cinta en movimiento. A pesar de esta diferencia, las caminadoras manuales experimentan algunos de los mismos problemas que enfrentan las automáticas, como el desalineamiento de la correa y lubricación insuficiente. En tales casos, unos procedimientos de mantenimiento básico te ayudarán a restaurar el dispositivo para que funcione de nuevo.

Inclina el extremo de la cinta para al ajuste más bajo. Párate sobre la correa y aférrate a los pasamanos. Empuja la correa y comienza a correr en la cinta. Continúa hasta ganar impulso, desmonta la caminadora y párate en la parte trasera de la cubierta para caminar.

Ten cuidado con la correa cuando se mueva. Inspecciona las brechas entre los lados y los rieles laterales de la bandeja. Determina en qué dirección debes cambiar la correa para igualar los dos espacios.

Inspecciona los casquillos atados a la parte posterior de la bandeja y ubica los dos tornillos de ajuste del rodillo trasero. Para mover la correa a la derecha, gira el perno izquierdo a la derecha un cuarto de vuelta y el perno derecho a la izquierda un cuarto de vuelta. Gira los pernos en la dirección opuesta para cambiar la correa a la izquierda.

Gira ambos tornillos un número igual de vueltas a la izquierda para aflojar la correa centrada desde la bandeja. Inserta el tubo de lubricante bajo la correa. Exprime una línea de lubricante a través del centro de la bandeja, de un lado de la barra a la otra.

Gira los tornillos de ajuste un número igual de giros a la derecha hasta que puedas levantar la correa a no más de 2 ó 3 pulgadas (5 ó 7,5 cm) de la bandeja. Párete sobre la correa y aférrate a los pasamanos. Empuja la correa y comienza a correr.

Continúa durante aproximadamente cinco minutos para esparcir el lubricante en la superficie de la cubierta. Inspecciona la correa, observa cómo se mueve y vuelve a centrar, si es necesario.

Consejo

Algunos modelos de caminadora manual están equipados con perillas de ajuste en lugar de los pernos. Esto elimina la necesidad de una llave allen. Cuando utilices los pernos de ajuste, gira un cuarto de vuelta por vez, luego mueve al perno siguiente si es necesario. Evita aflojar los tornillos demasiado o puede que separes el rodillo trasero.