¿Qué es la corona de un campo de fútbol americano?

Un campo de fútbol bien diseñado no es perfectamente llano. La superficie del campo suele estar elevada un pie o más en la sección central que cerca de las líneas de los costados, para permitir que el agua salga del campo de juego. La zona elevada es conocida como "corona". Sin una corona, los campos de fútbol pueden convertirse en un lodazal.

Drenaje

Cuando la lluvia cae sobre un campo de fútbol, puede penetrar en el suelo o escurrirse. La corona está diseñada para permitir que la lluvia se escurra hacia las líneas de los costados del campo, lejos del centro, donde la mayoría de las jugadas toman lugar. Jim McAffe, de la Universidad A&M; de Texas y experto en el diseño y mantenimiento de los campos de fútbol, nota que sin la corona, o con una mal diseñada, el agua forma "estanques". Además de crear condiciones poco seguras para el juego, el agua provoca que la tierra se compacte, lo que sólo logrará empeorar el problema.

Diseño

La corona de un campo de fútbol comienza antes de colocar el césped. El terreno subyacente es moldeado de modo que la corona esté en el entro del campo de juego, aproximadamente desde un poste de gol hasta el otro. El área de la corona a cada línea lateral va siendo graduada, de modo que haya una pendiente suave a cada lado del campo. Esta pendiente es a penas perceptible, de aproximadamente 1 pie a lo largo de 75 pies, o de entre 1 y 1,5% de grado.

Altura

Qué tan alta se encuentre la corona dependerá de varios factores, los cuales incluyen el tipo de terreno subyacente, la cantidad de precipitaciones esperadas y el sistema de drenaje instalado en el campo. El más importante de estos aspectos es el terreno. Cuanto más firme y menos absorbente sea, más rápido se saturará y será más propenso a formar estos estanques, de modo que la corona debe ser más lata. El terreno más suelto y absorbente puede disponer de una corona más baja, debido a que el terreno absorberá el agua por su cuenta. McAfee recomienda una corona de entre 12 y 18 pulgadas con elevaciones más pequeñas utilizadas para terrenos con humus o arena, y coronas más grandes para los terrenos con arcilla. Paul E. Rieke, un pionero y especialista en terrenos de la Universidad Estatal de Michigan ha sugerido elevaciones de hasta 24 pulgadas para terrenos firmes con un drenaje pobre.

Consideraciones

Una vez la corona haya cumplido su cometido de hacer que el agua caiga hacia los costados, el campo debe contar con un sistema de drenaje adecuado para retirar este agua de esta zona. De otra forma, los estanques se formarían allí, y si la lluvia es lo suficientemente fuerte, puede que suba por todo el campo. McAfee nota que muchos campos de fútbol son utilizados para otros deportes, particularmente para el fútbol soccer, el cual tiene una superficie de juego más amplia. Los diseñadores toman todas las utilizaciones del campo en cuenta cuando determinan qué tan alta debe ser la corona y su pendiente, de modo que no suceda que los jugadores de fútbol americano permanezcan secos, mientras que los jugadores de fútbol soccer deban jugar con estanques hasta sus tobillos.

Más galerías de fotos



Escrito por cam merritt | Traducido por andrés marino ruiz