Cómo convertirte en un nadador profesional

Los nadadores profesionales compiten en las competiciones regionales, nacionales e internacionales y así forman su registro de logros atléticos. La natación puede ser un deporte caro debido a las cuotas de las competencias, la vestimenta, la dieta alta en calorías y gastos de viajes así como el hecho de que con el tiempo lejos de casa es difícil mantener un trabajo estable. Por estos factores, los nadadores que compiten deben tener patrocinio para ayudar en todos estos gastos. Si estas interesado en convertirte en un nadador pro, continúa perfeccionando tus técnicas de natación mientras te pones en contacto con negocios locales para que sean tus patrocinadores. Así como tu reputación crezca, patrocinadores de negocios más grandes pagarán tus cuentas.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Pasa tiempo en el agua. Las clases de natación te ayudarán a sobreponerte de la debilidad y podrás optimizar tus fuerzas. Únete a un club de natación o una comunidad de equipos de nadadores que ofrezcan prácticas regulares, instrucciones supervisadas y oportunidades para competir contra otros atletas. Los nadadores de nivel olímpico se entrenan cinco horas al día, tres días a la semana y dos a tres horas diarias el resto de los días de la semana.

  2. Protege tu cuerpo y mente. Mantén un físico de atleta comiendo bien, incluye comidas altas en calorías para mantener fuerte tu cuerpo a lo largo de las prácticas intensas. La terapia física y el entrenamiento personal te ayudaran a ganar fuerza y flexibilidad en los músculos. Algunos nadadores pro entrenan con psicólogos del deporte para poder mantenerse mentalmente preparados para las competencias.

  3. Entra en la preparatoria y después al circuito de competición universitario uniéndote al equipo de natación. Competir a nivel universitario te dará una buena reputación cómo atleta de natación dentro de la National Collegiate Athletic Association. Aunque muchos nadadores pro tienen sus comienzos en la preparatoria y en las competiciones universitarias, otros, cómo Michael Andrew, de 14 años en el 2013 confió en tratos de promoción para alimentar el triunfo.

  4. Mantén tus ojos en el reloj. Los nadadores deben calificar con tiempos específicos para poder participar en competiciones de alto nivel, incluyendo las olimpiadas. Perfecciona tu tiempo hasta que sea lo suficientemente rápido para competir, lo cual te dará las oportunidades de participar en más eventos. Romper los records establecidos en tu equipo es una manera efectiva de llamar la atención, inventa un nombre para ti mismo que atraiga a otros universitarios reclutados y que eventualmente llame la atención de los patrocinadores.

  5. Pospón a los peces gordos, las mejores compañías se reservan para patrocinar a competidores ya estables, según la revista “Swimming World”. Hasta que pruebes tu energía, consérvala e intenta acercarte a pequeñas y medianas compañías de natación para ser patrocinado de manera profesional. Las tiendas locales o las instalaciones de natación pueden llegar a enviar vestimenta o se ofrecerán para ayudarte a pagar las cuotas para entrar en las competencias. Representa estas compañías de manera cordial y con profesionalismo, siempre expresando gratitud por lo que te ofrecen. La gentileza combinada con una probada habilidad atlética te ayudará a llamar la atención de patrocinadores más grandes. Considera acercarte al mercado no solamente con todo aquello relacionado con la natación sino también con áreas como nutrición, fitness y compañías de ropa. Mantén en mente, sin embargo, que recibir pago por el respaldo significa dejar de lado tu posición de amateur y privarse de las competiciones universitarias.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por liz mancilla