Cómo convertirte en un mejor liniero defensivo

La línea defensiva es una de las áreas más importantes de un equipo de fútbol americano. Si trabaja bien, genera una presión importante a la línea secundaria. Puede que en tu clasificación cuentes con un buen promedio de esquineros. Cuando te piden cubrir a los receptores en situaciones uno contra uno, ellos luchan después de que el receptor hace su segundo movimiento. Cuando la línea defensiva juega un buen partido de fútbol americano, los esquineros no tienen que preocuparse por hacer el segundo movimiento ya que el lanzador tiene que lanzar el balón de manera más rápida o porque lo taclean.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

    Cómo convertirte en un mejor liniero defensivo

  1. Consigue el balón rápidamente para vencer a los linieros defensivos del equipo contrario que intenten hacer bloqueos. La ofensiva contraria intentará establecer la jugada rápido durante el juego. La clave de esto es ganar la batalla en la línea de golpeo. Los linieros defensivos intentarán presionar a los defensas mientras que la línea defensiva intentará parar en seco a la línea ofensiva. Al lograr disminuir sus bloqueos, los evitarás corriendo en bloque de manera efectiva.

  2. Desarrolla una variedad de movimientos para correr hacia el pasador. Las tacleadas defensivas necesitan de potencia y movimientos rápidos para ganar el campo de juego, mientras la defensiva termina teniendo un poco más de espacio para maniobrar. Corre alrededor de un bloqueador o usa un movimiento de giro o pon al frente tu hombro para detener a los tacles ofensivos.

  3. Mantén tus manos arriba cuando te dirijas hacia el lanzador. Es posible que no puedas detenerlo pero si mantienes tus manos en alto es posible que desvíes el pase en cuanto suelte el balón. Es posible que un balón desviado caiga al suelo aunque también es posible que puedas atraparlo en el aire y que alguno de tus compañeros a la defensiva lo intercepte.

  4. Estudia a tu oponente en videos para que aprendas sobre sus fortalezas y sus debilidades. Tu talento no es lo único que te hará ganar la batalla. Tienes que saber qué hará tu oponente cuando intente bloquearte. Si puedes aprender sus tendencias, puedes usar movimientos de contra ataque para vencerlo. Debes tener una estrategia para cada movimiento y emplearlo rápidamente, ya que el lanzador mandará el pase en menos de tres segundos y no contarás con mucho tiempo para realizarlo.

  5. Trabaja en la cobertura. La mayor parte del tiempo, formarás parte de la línea inicial de defensa e irás hacia el frente para intentar detener la jugada. Sin embargo, si el coordinador defensivo llama a zona libre, los linieros defensivos irán detrás del lanzador y avanzarán hacia las zonas de pase. Tienes que mantener la cabeza alta para desviar o interceptar el pase o hacer una tacleada después de un pase corto.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por karen angelica malagon espinosa