Cómo convertirse en una madre de alquiler para un miembro de la familia

Cuando un miembro de la familia te pide que sirvas como una madre de alquiler, por lo general es porque tu familiar no puede producir óvulos sanos, o tiene un útero mal formado o no lo tiene. Si te piden que seas una madre de alquiler, sigue muchos de los mismos pasos que las madres de alquiler que son contratadas por las agencias de alquiler de vientres comerciales, para que tu familia pueda evitar futuros problemas legales, financieros y emocionales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Lee tantos libros sobre ser una madre de alquiler como sea posible, para familiarizarte con el proceso. Si bien la mayoría de los libros están escritos para las madres de alquiler que trabajan para las agencias de alquiler de vientres, contienen información útil sobre cómo funciona la el vientre de alquiler.

  2. Haz una cita con tu obstetra o ginecólogo. Hazte un minucioso examen médico para asegurarte de estar en condiciones de tener un hijo. Si nunca has estado embarazada, consigue libros, DVD y otros materiales sobre el embarazo.

  3. Visita a un terapeuta con el miembro de tu familia que te haya pedido que sirvas como una madre de alquiler. Trae a otros miembros de la familia a la reunión, como tu cónyuge o pareja, y al cónyuge o pareja de tu familiar. Pídele al terapeuta que ayude a tu familia, asegúrate de que todos los presentes se sientan cómodos con el acuerdo de vientre de alquiler propuesto.

  4. Haz una cita con el médico de tratamiento de la infertilidad de tu familiar y averigua qué procedimientos se necesitarán exactamente para que lleves a tu bebé. Te pueden pedir que lleves uno de sus huevos que haya sido fertilizado por el esperma de su marido, o puedes llevar a un bebé que haya resultado de la fertilización de uno de tus óvulos con el esperma del marido de tu familiar.

  5. Habla con tu familiar sobre los aspectos financieros de tu embarazo por vientre de alquiler, incluyendo un presupuesto para las primas de seguro de salud, los costos hospitalarios, las visitas al médico y otros gastos financieros. Crea un borrador del contrato de alquiler de vientre. Estos contratos se pueden encontrar en la página de ejemplos de contratos de Allaboutsurrogacy.com.

  6. Revisa las leyes sobre el alquiler de vientres. El sitio web The Select Surrogate te da una lista de leyes de alquiler de vientres del estado y de casos judiciales. Contrata a un abogado, dale tu borrador de contrato de alquiler de vientre y autoriza al abogado para que redacte un contrato formal. Si la ley estatal prohíbe los acuerdos de alquiler de vientre, tu abogado puede ser capaz de preparar el contrato de acuerdo con las leyes de otro estado que los permita.

  7. Pide citas con el especialista en infertilidad para comenzar tu embarazo. Consigue asistencia técnica en línea de otras madres de alquiler a través de grupos tales the Surrogate Mothers listserve of the American Surrogacy Center. Reproduce grabaciones de la voz de tu familiar y la de tu esposo todos los días, para que el feto pueda oír a sus futuros padres. Mantén un estrecho contacto con tu familiar cuando se acerque la fecha de vencimiento para que ella y su esposo te puedan encontrar en el hospital cuando se inicie el trabajo de parto.

Más galerías de fotos



Escrito por robin elizabeth margolis | Traducido por katherine bastidas