Cómo convertir un pastel blanco de caja en un pastel de chocolate

Escrito por deborah lundin | Traducido por ana grasso
Un poco de cacao puede convertir una mezcla de pastel blanco en un delicioso postre de chocolate.

Cuando tienes antojo de una sabrosa porción de pastel de chocolate, la caja de mezcla de pastel blanco en tu alacena no es suficiente. Por suerte, con la adición de unos pocos ingredientes en tu cocina puedes convertir esa caja de mezcla de pastel en un dulce postre de chocolate rápidamente.

Precalienta el horno según las instrucciones en el paquete. Vierte los contenidos de tu mezcla de pastel blanco en un tazón. Añade 1/4 o 1/2 taza de cacao en polvo sin endulzante a la mezcla de pastel seca. Mientras más añadas, más sabor a chocolate tendrá. Añade un par de cucharadas de azúcar si quieres un sabor a chocolate más dulce. Mezcla los ingredientes secos hasta que queden bien combinados.

Añade los otros ingredientes según las instrucciones en la caja de la mezcla de pastel. Mezcla los ingredientes según las instrucciones. Si la pasta parece demasiado espesa debido al cacao añadido, añade unas pocas cucharaditas de agua hasta que la pasta alcance la consistencia deseada.

Vierte la pasta de pastel en un molde y hornéalo según las instrucciones. Verifica el pastel para ver si está listo unos pocos minutos antes del tiempo de cocción recomendado. Inserta un mondadientes en el centro del pastel y, si el mondadientes sale limpio, el pastel está listo.

Consejo

En lugar de utilizar cacao sin endulzante, añade un paquete de 4 onzas (113,4 g) de mezcla de pudín de chocolate instantánea o uno o dos paquetes de una sola porción de mezcla para chocolatada en la mezcla para el pastel.