Cómo convertir una cuna en una cama de tamaño completo

Escrito por maria magher | Traducido por lucas huidobro
Si tu niño parece un gigante en su cama, puede ser hora de una cama de tamaño completo.

Las cunas convertibles ayudan a los padres a ahorrar dinero al servir como cuna infantil tradicional, cama de niño o de día, y una cama de tamaño completo. Cuando los bebes pasan a ser más grandes que sus cunas y los niños pasan a ser más grandes que sus camas, los padres pueden reconfigurar la cuna para hacerla una cama más grande, sin tener que comprar un mobiliario más. Para convertir la cuna, los padres necesitan un par de rieles de conversión y un colchón de tamaño completo. Sin embargo, para estar seguros, siempre compra una cuna convertible nueva de una tienda, no una usada de una venta de patio o de un familiar. Adicionalmente, comprueba avisos recientes de marcas de cunas convertibles.

Limpia un espacio donde pondrás la nueva cama. Una cama de tamaño completo es de 53 pulgadas de ancho y 75 pulgadas de largo.

Quita los rieles delanteros y traseros de la cuna, usando las instrucciones del fabricante. Generalmente, esto involucrará quitar tornillos o tuercas ya sea con una llave Allen o destornillador. Algunas cunas pueden tener soportes de apoyo que deben ser quitados.

Coloca el riel trasero donde quieres que esté la cabeza de la cama.

Asegura los soportes para los rieles de conversión, a lo que ahora sería la cabeza, usando la llave Allen o el destornillador. Añade los rieles de conversión a los soportes. El procedimiento para cada equipo de conversión puede variar, así que sigue las instrucciones del fabricante.

Añade soportes de apoyo a la tabla de pie, que fue anteriormente el riel delantero de la cuna. Usa el mismo procedimiento que fue usado para la cabeza, para añadir los rieles de conversión a la tabla de pie.

Empuja el marco de la cama en posición contra la pared.

Añade un somier y colchón de tamaño completo al marco.

Consejo

Asegúrate de que tu cama esté en la posición adecuada antes de añadir el colchón y somier. Una vez que la cama esté completamente armada, será más difícil de mover.

Advertencias

Asegúrate de que tu niño esté listo para una cama de tamaño completo antes de hacer la transición. Algunos colchones pueden hacer la cama muy alta para niños pequeños, lo que puede aumentar su riesgo de lastimaduras, si se caen de la cama.