Cómo controlar si la leche está vencida

Verter leche en tu café o cereales de la mañana sólo para encontrar que está vencida puede ser una dura forma de comenzar tu día. La leche tiene muchas proteínas, calcio, vitamina D, fósforo y potasio; no obstante, la manipulación incorrecta y el dejarla en el refrigerador por mucho tiempo pueden transformar a una bebida nutritiva en una peligrosa para tu salud. Asegúrate de que tu leche esté en buen estado para beber antes de arruinar tu desayuno y tu mañana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Huele la leche.

    Huele la leche. Esta es una de las mejores formas de comprobar si la leche está vencida; si notas un olor feo o ácido en la leche, está echada a perder.

  2. Comprueba si la leche está cuajada.

    Vierte un poco de leche en un vaso o bol para comprobar si está cuajada. La leche vencida a menudo comienza a cuajarse, cuando algo o la totalidad toman una textura parecida a la del queso cottage. Esta es una señal de que la leche está vencida y deber ser tirada.

  3. Prueba la leche.

    Prueba una pequeña cantidad de leche si no estás seguro, aunque no es aconsejable ingerir leche vencida. Sentirá un sabor agrio y desagradable si la leche está echada a perder; no deberías tener que beber mucho para determinar si está buena o mala.

Consejos y advertencias

  • Considera si la leche ha estado a temperatura ambiente por demasiado tiempo. La North Carolina State University informa que con solo 15 minutos, la leche a temperatura ambiente puede alcanzar los 49 grados F; las bacterias pueden comenzar a crecer rápidamente en la leche que está por sobre los 45 grados F.
  • Comprueba si la temperatura de tu refrigerador es de 40 grados F o menor, que es la temperatura adecuada para guardar la leche. La temperatura de tu refrigerador es uno de los aspectos más importantes para mantener la leche fresca.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por maria eugenia gonzalez