Cómo controlar la acumulación de presión en el estómago al comer

La distensión abdominal, el incremento de la presión y la inflamación son algunos de los efectos secundarios en el sistema gastrointestinal, que podrían relacionarse con varias causas. En algunos casos la presión en el estómago puede ser provocada por síntomas como gas o cólicos estomacales, algunos otros podrían indicar padecimientos que ponen en peligro la vida, como apendicitis o cáncer de colon. Habla con tu médico para obtener mejores resultados al preguntar por la causa particular de esa presión estomacal; también reduce la ingesta de alimentos con aceite y grasa.

Definición

La presión estomacal puede presentarse de diferentes maneras y con sensaciones distintas en el vientre e intestinos. Según MedlinePlus, algunas condiciones se pueden diagnosticar a partir de la presión, ya sea localizada o generalizada. Por ejemplo, si las presión se siente en más de la mitad del estómago, puede ser que tengas una infección viral, gases o indigestión. Si la presión o el dolor son localizados en una zona limitada, podría estar involucrado algún órgano, como el apéndice o la vesícula biliar. Debido a que muchos cólicos estomacales no son graves, generalmente pueden controlarse al reducir la ingesta de ciertos alimentos o bebidas.

Cómo funciona

En un estudio publicado en 1993 por la revista "Pfluger’s Archives: European Journal of Physiology” (Archivos de Pfluger: Revista europea de fisiología), se dice que los casos de presión transmural gástrica excesiva provocaron un incremento en la presión arterial y en la frecuencia cardíaca. En otras palabras, cuando el estómago se inflama por aumento de la presión, otros órganos y sistemas corporales reaccionan para acomodarse al cambio. Desafortunadamente, las causas de la presión estomacal son variadas y cada una requiere un manejo distinto. Por ejemplo, problemas como la intolerancia a la lactosa o la enfermedad celíaca podrían necesitar un cambio radical en la dieta para evitar productos lácteos o trigo, según aparece en FamilyDoctor.org.

Qué hacer

Si padeces presión en el estómago, puede ser que quieras evitar momentáneamente comida sólida, y beber agua u otros líquidos, según MedlinePlus. Si vomitas, espera seis horas antes de comer pequeñas cantidades de alimentos blandos, como arroz, puré de manzana o galletas. Trata de identificar las comidas o sustancias que parezcan empeorar los síntomas. Los alimentos fritos, grasosos, elevados en grasa, con tomate y cítricos, son causa de condiciones que provocan presión en el estómago, como acidez o indigestión. La cafeína, el alcohol y las bebidas carbonatadas también intervienen en la elevación de la presión estomacal. Además de estos métodos puedes intentar comer más despacio y masticar más los alimentos antes de tragarlos, para reducir la cantidad de ácido gástrico necesario para digerirlos.

Consideraciones sobre seguridad

Algunas causas de malestares estomacales pueden poner en riesgo tu vida, como la presión estomacal, por lo que debes consultar a tu médico antes de combatir los síntomas tu mismo. Si la presión se presenta en la boca del estómago cuando comes, los antiácidos pueden ayudarte a reducirla durante la digestión. Si es posible, haz una tabla con los alimentos que ingieres con frecuencia, y los que hayas incorporado recientemente a tu dieta. Te puede ayudar a determinar cuáles podrían ser los más problemáticos.

Más galerías de fotos



Escrito por brian connolly | Traducido por sergio mendoza