Cómo contrarrestar los efectos de la cafeína

La cafeína es de origen natural, un químico de origen vegetal clasificado como un estimulante. Está presente en el té, el café, los refrescos tipo cola -bebidas que muchas personas consumen en grandes cantidades sobre una base regular- y en el chocolate. La cafeína puede hacer que te sientas inquieto, nervioso e incapaz de conciliar el sueño. Medline Plus, un servicio del National Institutes of Health, explica que los estimulantes no se almacenan en el cuerpo, pero se absorben en el torrente sanguíneo rápidamente una vez que se ha consumido una bebida con cafeína. Puedes contrarrestar algunos de los efectos de la cafeína, pero puede que tengas que pasar por algunos efectos secundarios desagradables.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Bebe agua después de una gran dosis de cafeína. La cafeína tiene un efecto diurético, causando que orines con más frecuencia, poniéndote en riesgo a sufrir síntomas de deshidratación y asociados, tales como dolores de cabeza. Hidratar el cuerpo puede evitar que te sientas deshidratado y puede ayudarte a eliminar la cafeína de tu sistema antes de que el estimulante pueda causar efectos desagradables.

  2. Come un pequeño bocado que contenga calcio y potasio, como por ejemplo un vaso de leche, un pedazo de queso o un plátano. Según Sleep Disorders Guide, el efecto de deshidratación de la cafeína puede alterar el equilibrio de los electrolitos, como el calcio y el potasio, y puede dar lugar a calambres musculares y otros síntomas sistémicos. Si consumes frecuentemente cafeína pesada durante mucho tiempo, puede ser necesario que tengas que reponer los bajos niveles de electrolitos con suplementos -bajo la supervisión de tu médico- después de mermar tu consumo de cafeína.

  3. Toma un baño caliente para contrarrestar la sensación de nerviosismo que puedes experimentar cuando disfrutes de comidas y bebidas con cafeína. Si un baño caliente no te resulta relajante, encuentra alguna actividad que sea tranquila y pacífica y bloquee el nivel de estimulación normal de tu vida diaria, que puede llegar a ser mayor cuando agregas cafeína a tu sistema.

  4. Contrarresta los síntomas gastrointestinales que puedas experimentar después de consumir cafeína con medicamentos de venta libre. Consulta con tu médico antes de tomar antiácidos, antidiarreicos y otros medicamentos utilizados para el malestar estomacal que puede producirse al consumir demasiada cafeína.

  5. Lee, ve la televisión o lleva a cabo algunas tareas hogareñas si la cafeína ha causado que tengas problemas para dormir. Acostarte en la cama, te hará sentir irritable y nervioso, y así sólo intensificarás tu inquietud inducida por la cafeína. Mantente ocupado hasta que algunos de los efectos hayan desaparecido y hasta que estés lo suficientemente cansado como para dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por luis alberto fuentes schwab