El contenido proteínico del pollo

Tu cuerpo necesita proteínas para construir y mantener los músculos, los órganos, la piel y otros tejidos. Una ventaja más de consumir este macronutriente es que te hace sentir satisfecho por más tiempo, apoyando así a la pérdida o mantenimiento del peso. MedlinePlus informa que dos o tres porciones diarias de alimentos que contienen proteínas como el pollo, son suficientes para satisfacer las necesidades proteínicas de la mayoría de la gente.

Pechuga de pollo

No necesitas comer mucho pollo para obtener una porción sustancial de proteína. La mitad de una pechuga de pollo asada y sin hueso suministra casi 27 gramos de proteína magra, con sólo 142 calorías y 3 gramos de grasa. Esto significa el 58 por ciento de las necesidades diarias de una mujer y el 48 por ciento de un hombre, esto según datos del Institute of Medicine. Puedes disfrutar de tu pollo con brócoli al vapor y una batata al horno, o deshébralo y úsalo para rematar tu ensalada de plato principal.

Otros tipos de pollo

Un muslo de pollo asado sin piel es una buena fuente de proteínas, ya que aporta 23 de este nutriente, 149 calorías y casi 5,5 gramos de grasa. Si usas carne de pollo asada al horno para preparar un sándwich en el almuerzo, vas a recibir menos proteína por porción. Dos onzas de este tipo de pollo contiene 8 gramos de proteína, 75 calorías y un poco más de 4 gramos de grasa. Debido a que la carne procesada ​​es alta en sodio, una opción más saludable es utilizar rebanadas de pollo asado para tu sándwich.

Más galerías de fotos



Escrito por paula martinac | Traducido por josué miraflores m