Contenido nutritivo de la mantequilla vs. la manteca

El uso de grasa en tus productos horneados ayuda a mantenerlos húmedos y tiernos. Sin embargo, el tipo de grasa que se ​​utiliza también afecta el contenido nutricional del producto acabado. Si bien la mantequilla y la manteca tienen perfiles nutricionales similares, es mejor utilizar mantequilla, ya que proporciona más vitaminas y no contiene grasas trans.

Básicos de la nutrición de la mantequilla y la manteca

Una cucharada de mantequilla salada contiene 100 calorías, y la misma cantidad de manteca proporciona 115 calorías, las cuales provienen de la grasa. Si bien la manteca es libre de colesterol, la mantequilla contiene 30 miligramos de colesterol por cucharada. Tampoco es una fuente significativa de vitaminas o minerales, aunque cada porción de mantequilla contiene 7 por ciento del valor diario de vitamina A y pequeñas cantidades de vitaminas E y K y la manteca proporciona 7 por ciento del DV para la vitamina K y una pequeña cantidad de vitamina E.

Contenido total de grasa

La manteca posee un poco más de grasa total, con cada cucharada ofreciendo 13 gramos, o 20 por ciento del DV para los que siguen una dieta de 2.000 calorías, en comparación con 11,4 gramos de mantequilla. El consumo excesivo de grasas aumenta el riesgo de obesidad y problemas de la salud relacionados con la obesidad, como enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, por lo que trata de mantener el consumo total de grasas a no más del 35 por ciento del total de calorías.

Grasas saturadas

Aunque la manteca posee un mayor total de grasa, la mantequilla contiene grasa saturada, ya que proviene de los animales y la manteca se hace generalmente a partir de aceites vegetales. Cada cucharada de mantequilla proporciona 7.2 gramos, o 36 por ciento del DV para la grasa saturada, en comparación con 3,3 gramos de manteca. La grasa saturada es una de las llamadas "grasas malas", ya que pueden hacer que tus niveles de colesterol aumenten, incrementando el riesgo de enfermedad cardiaca. Limita el consumo de grasa saturada a no más del 10 por ciento de tus calorías diarias.

Grasas trans

La mantequilla no es una fuente importante de grasas trans, pero la manteca a menudo contiene este tipo de grasas, las cuales se consideran como el peor tipo de grasa, ya que no solo aumentan los niveles de LDL, o colesterol malo, sino también disminuyen el HDL, o colesterol bueno . Dado que los aceites vegetales usados ​​para hacer la manteca por lo generalmente son líquidos a temperatura ambiente, los fabricantes hidrogenan el aceite para que se solidifique, produciendo grasas trans. No más del 1 por ciento de tus calorías debe provenir de las grasas trans al día.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por mary gomez