El contenido de fructuosa y glucosa en frutas y vegetales

La glucosa y la fructosa son las formas más simples de azúcar que pueden ser absorbidas en el torrente sanguíneo. Estos azúcares están naturalmente presentes en los alimentos tales como granos, frutas y verduras. Ellos también son los principales ingredientes en muchos edulcorantes y alimentos procesados. Si tienes intolerancia a la fructosa, es necesario evitar los alimentos con alto contenido de fructosa. En una reciente revisión publicada en "Nutrition", investigadores de la Universidad de Lausana en Suiza, dicen que cuando la fructosa se consume en cantidades excesivas como parte de una dieta alta en calorías, que puede contribuir al desarrollo del síndrome metabólico, un factor de riesgo importante para la diabetes y enfermedades del corazón. Sin embargo, el consumo excesivo de fructosa y glucosa por comer muchas frutas y verduras frescas no es probable.

Vegetales

Las verduras frescas contienen de forma natural mínimo de glucosa y fructosa. Vegetales no transformados que tienen una gama de fructosa y contenido de glucosa entre 0,1 g y 1,5 g por 100 g de porción. Brócoli fresco y aguacate tienen las cantidades más bajas, con alrededor de 0,1 g de glucosa y fructosa en 100 g.Col blanca tiene 1,5 g de fructosa y 1,9 g de glucosa cuando se hierve. Aunque el chile contiene aproximadamente 2,3 g de fructosa, la cantidad utilizada es generalmente muy por debajo de 100 g.

Frutas

Las frutas tienen un contenido de fructosa más alto que las hortalizas.Las frutas frescas tienen un rango de fructosa y contenido de glucosa entre 0,5 g y 9,5 g por 100 g de porción. Lima tiene 0,5 g de fructosa y glucosa; pomelo contiene 1,8 g de fructosa y glucosa, las uvas contienen 9,5 g de fructosa y 7,1 g de glucosa. Para aquellos con intolerancia a la fructosa, intolerancia alimentaria Diagnóstico en Australia sugiere que es más útil examinar la fructosa en glucosa ratio, ya que los alimentos se toleran mejor cuando tienen la misma cantidad de glucosa y fructosa. Las frutas con un contenido de fructosa de 3 gramos o más por porción deben limitarse. Ejemplos son manzana, cereza, melones, naranja, papaya, pera, caqui y piña.

Frutas y vegetales procesados

Frutas y hortalizas secas, conservas y procesados ​​comercialmente contienen mucho mayor cantidad de fructosa y glucosa que provienen de la utilización de edulcorantes y conservantes tales como el jarabe de maíz de alta fructosa. Las frutas secas promedian aproximadamente 30 g de fructosa y glucosa por cada 100 g de porción, mientras que conserva y frutas procesadas comercialmente contienen entre 6 y 12 g de fructosa y glucosa.

Consideraciones

Si bien es prudente que las personas con intolerancia a la fructosa para limitar o evitar ciertos alimentos, la mayoría lo desea, puede centrarse en limitar los alimentos procesados ​​con adición de edulcorantes, porque este tipo de alimentos también puede aumentar los niveles de colesterol. En un estudio publicado en el "Journal of Clinical Endocrinology Metabolism", encontraron los investigadores de la Universidad de California, Davis, que cuando los participantes consumieron altas dosis de fructosa, en 25 por ciento o más del consumo total de energía, apo B, un mal tipo de colesterol, aumentó significativamente en dos semanas, en comparación con aquellos que consumieron glucosa.

Más galerías de fotos



Escrito por emma kang | Traducido por sandra magali chávez esqueda