Contenido en fibra de los arándanos

Con el énfasis constante en una dieta saludable, las frutas como los arándanos, las moras, las fresas, las frambuesas y otras bayas son reconocidas por sus beneficios nutricionales. Cuando comes sus semillas y su piel intactas, los arándanos son una gran fuente de fibra. La fibra, una forma especial de complejo de carbohidratos, viaja directamente intacta a través del tracto digestivo y promueve el movimiento intestinal normal.

Ingesta recomendada

El Institute of Medicine aconseja a las mujeres comer un mínimo de 30 g de fibra por día hasta los 50 y luego 21 g diariamente después de eso. Los hombres necesitan al menos 38 g de fibra diariamente hasta los 50, cuando la necesidad disminuye a 30. La dieta de tus niños debería incluir al menos 10 g diarios de fibra más un gramo adicional por cada año de vida. Un niño de 3 años necesita 13 g, por ejemplo, pero uno de 10 necesita al menos 20 g para tener una buena salud.

Contenido de fibra

Si comes una taza de arándanos frescos, agregarás 3.6 g de fibra a tu ingesta diaria, junto con 84 calorías y 21.5 g de carbohidratos. La misma cantidad de arándanos congelados sin endulzar te aporta 4.2 g de fibra y 18.9 de carbohidratos en 79 calorías. Los arándanos envasados en un almíbar contienen 6.3 g de fibra en una taza sin líquido, pero también tienen 55.3 g de carnohidratos y 215 calorías. El jugo de arándanos suele tener 5 g de fibra en una taza, junto con 19 g de carbohidratos y 80 calorías.

Beneficios

Los arándanos ofrecen un tentempié rico en fibras y bajo en calorías, y son relativamente bajos en carbohidratos, sobretodo si prefieres los frescos o congelados en lugar de los envasados con almíbar. Cuando comes o bebes un producto de arándanos, la fibra te hará sentir lleno más tiempo que las comidas procesadas bajas en fibra. Este efecto ayuda a mantener un peso saludable. La fibra, además, hace más lenta la absorción de nutrientes de tus intestinos, aportando unos niveles de glucosa constantes que son beneficios para la gente con diabetes.

Consideraciones

Si estás siguiendo una dieta baja en fibras para tu salud general, o si tu médico te ha aconsejado aumentar la fibra en tu dieta para controlar las enfermedades crónicas como el estreñimiento o la diverticulosis, los arándanos son una excelente opción para tu menú. Aunque los jugos de fruta suelen ser más bajos en fibra que la fruta cruda, el jugo de arándanos es una excepción a esta regla. Puedes disfrutar de los arándanos, frescos, congelados o en jugo como parte de tu dieta. SI tu médico te recomienda una dieta baja en fibras para determinadas fases de una enfermedad o antes de un procedimiento, aléjate de los arándanos en todas sus formas.

Más galerías de fotos



Escrito por sandy keefe | Traducido por susana lópez millot