El contenido de calcio en la col rizada y en la berza común

La col rizada y la berza común son excelentes fuentes de nutrientes esenciales para una buena alimentación. Aunque la col no es la más apreciada de las verduras, ambos tipos proporcionan una rica fuente de potasio y vitaminas C y K, además, ambas son bajas en contenido calórico. También, ofrecen una fuente saludable de fibra dietética. Si bien se puede creer que la leche es la principal fuente de calcio, la col rizada y la forrajera contribuyen significativamente en la ingesta diaria de calcio.

Beneficios del calcio

Los huesos almacenan casi todo el calcio del cuerpo, mientras que sólo el 1% circula en el torrente sanguíneo. El calcio es un electrolito importante que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso. Los electrolitos son sustancias químicas que transportan una carga eléctrica cuando se disuelven. El calcio también asegura que los huesos y dientes se mantengan fuertes, además de que previene la osteoporosis. El consumo adecuado de calcio es fundamental. La col rizada y la berza común pueden aumentar tus niveles de calcio y así conservar tus huesos saludables.

Contenido de calcio

Una taza de col cocida proporciona casi el 10% de calcio según la cantidad recomendada al día, o RDA, que tanto hombres como mujeres adultos deben consumir en una porción de 94 mg. Los adultos deben ingerir 1.000 mg diariamente. La col rizada verde supera la RDA una taza de 266 mg. El efecto de cocción en cada uno de estos vegetales es muy diferente. La porción de una taza de col rizada cruda es de 90 mg, mientras que la de la berza común es de 52 mg. La diferencia de calcio puede estar en la cantidad. Al cocinar la col se marchitan las hojas. Esto hace que aumente la porción de verduras en una taza. La col rizada mantiene su forma aunque esté cocinada.

Uso

La col rizada y la berza común son una alternativa saludable para obtener buenas cantidades de calcio en tu dieta, si no puedes consumir productos lácteos por ser intolerante a la lactosa. Algunas personas no pueden digerir la azúcar y la lactosa, debido a la falta de una enzima necesaria que los ayuda a metabolizar. No hay cura para la intolerancia a la lactosa. Si sufres de esta condición, puedes controlar los síntomas consumiendo calcio de fuentes alternativas, como la col rizada y la berza común, según recomienda Clínica Mayo.

Precauciones

Es cierto que no se puede pensar en tomar precauciones, cuando es necesario el consumo de ciertos alimentos. Es decir, tanto la col rizada como la berza común pueden causar efectos indeseables para la salud si estás tomando un anticoagulante como la warfarina. La razón consiste en su alto contenido de vitamina K. Si bien la col es una muy buena fuente de calcio, también es una rica fuente de vitamina K. Este nutriente es esencial para la coagulación de la sangre. Sin embargo, las personas que toman warfarina deben controlar su ingesta de vitamina K debido al riesgo de una hemorragia. Ambas coles contienen la dosis diaria recomendada de 90 mcg para mujeres y de 120 mcg para hombres. El Instituto Linus Pauling recomienda consumir sólo 90 y 120 mcg de vitamina K cada día, para evitar grandes fluctuaciones en el consumo si estás usando un anticoagulante.

Más galerías de fotos



Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por xochitl gutierrez cervantes