Consumo de vitaminas prenatales cuando no estás embarazada

Muchas mujeres se benefician al tomar un multivitamínico para compensar las vitaminas y minerales que pueden estar faltando en su dieta. Para algunas otras, sin embargo, puede ser una ventaja elegir un tipo particular de complejo vitamínico: el prenatal. Los complementos prenatales conllevan beneficios no sólo para las mujeres embarazadas, ya que pueden preparar nutricionalmente a las demás para un eventual embarazo en un futuro.

Los prenatales en comparación con los multivitamínicos

Las vitaminas de las fórmulas prenatales no son las mismas que las de un multivitamínico estándar, incluso si éste está diseñado específicamente para mujeres. Las mujeres embarazadas necesitan casi el doble de hierro y ácido fólico que la mujer promedio, lo que se refleja en el contenido de las vitaminas prenatales típicas. Aunque una mujer promedio puede estar bien con menos, una mujer embarazada necesita más de estos dos nutrientes para evitar complicaciones como la anemia relacionada con el embarazo y los defectos de nacimiento relacionados con el cerebro y la médula espinal.

Obtener suficiente ácido fólico

La razón principal que las mujeres pueden considerar para consumir vitaminas prenatales incluso si no están embarazadas es el ácido fólico adicional. Todas las mujeres en edad fértil deben tomar un suplemento de al menos 400 microgramos de ácido fólico todos los días, dice el American Congress of Obstetricians and Gynecologists. Sin embargo, aquellas que están tratando de quedar embarazadas deberían considerar un mayor consumo. Se recomienda que las mujeres que están tratando activamente de concebir consuman 800 microgramos diarios, y 1.000 mg al día una vez que se embaracen. En las primeras etapas del embarazo, el ácido fólico puede prevenir defectos de nacimiento causados ​​por problemas durante la formación del tubo neural, incluyendo parálisis y daños en el cerebro. Estas cantidades de ácido fólico normalmente sólo se encuentran en los suplementos especializados, como los prenatales.

Un argumento para los prenatales tempranos

Puedes esperar y tomar un complemento prenatal una vez que te enteres de que estás embarazada, pero es posible que para ese momento te hayas perdido etapas clave del desarrollo, ya que el tubo neural del bebé se desarrolla durante el primer mes de embarazo, cuando es posible que aún no sepas que estás embarazada. Para cuando sepas que estás embarazada, es posible que hayas perdido el breve lapso de oportunidad para el tubo neural. Se recomienda que las mujeres que están tratando activamente de concebir comiencen a tomar vitaminas prenatales con aproximadamente tres meses de antelación. Aquellas que podrían quedar embarazadas también pueden elegir un complemento prenatal en vez de un multivitamínico, como estima la Cleveland Clinic, ya que alrededor de la mitad de todos los embarazos no están previstos de antemano.

Consideraciones para los complementos prenatales

Consulta a tu médico si deseas añadir vitaminas prenatales a tu régimen, especialmente si estás tomando otros suplementos vitamínicos. El American Congress of Obstetricians and Gynecologists señala que, si bien no es común, es posible excederse en el consumo de ciertas vitaminas y minerales si tomas múltiples suplementos. Incluso si planeas quedar embarazada, tomar demasiado de ciertos suplementos puede perjudicar a tu bebé o a ti, sobre todo las vitaminas que se almacenan en el cuerpo. Si no estás segura de si un complemento prenatal es la opción correcta para ti, habla con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por erica jacques | Traducido por josé antonio palafox