Consumo de nitrato de sodio durante el embarazo

Probablemente sabes que tienes que evitar ciertos alimentos durante el embarazo. El alcohol está prohibido, y la mayoría obstetras recomienda que limites la cafeína. Debido a la contaminación bacteriana, es importante evitar la carne mal cocida o cruda. Curiosamente, sin embargo, algunas carnes cocidas también están prohibidas durante el embarazo, específicamente, aquellas que contienen nitratos.

Importancia

El nitrato de sodio y el nitrito de sodio son dos compuestos de sal que tienen aplicación como preservantes en las carnes. Como ambos son agentes oxidantes, lo que significa que toman los electrones de los enlaces químicos y producen moléculas al romperse, pueden destruir el ADN y otras moléculas críticas en las bacterias. Esto inhibe el crecimiento bacteriano, haciendo que ambas sales de sodio sean excelentes conservantes de las carnes. Desafortunadamente, sin embargo, estos preservantes también reaccionan con ciertos componentes de la carne, produciendo compuestos potencialmente dañinos, especialmente a un bebé en desarrollo.

Reacción

La mayoría de la preocupación alrededor de los conservantes de la carne se centra realmente en el nitrito de sodio en lugar de en el nitrato de sodio. Desafortunadamente, sin embargo, tu cuerpo puede convertir una pequeña porción de nitrato de sodio que comes en nitrito de sodio, lo que significa que el nitrato de sodio conduce a los mismos problemas que el nitrito de sodio. Los nitritos, explican los doctores Mary Campbell y Shawn Farrell en su libro "Biochemistry" (Bioquímica) pueden reaccionar con compuestos llamados aminas secundarias para producir los agentes cancerígenos, los agentes causantes de cáncer.

Preocupaciones

La reacción de los nitratos para formar nitritos y luego en nitritos con aminas secundarias, es preocupante por la razón que la carne es una fuente rica en aminas secundarias. Por lo tanto, puesto que los nitratos se producen con mayor frecuencia en la dieta como conservantes de la carne, cuando comes carne conservada en nitrato, estás consumiendo todos los ingredientes que necesitas para producir los compuestos cancerígenos. La Dra. Miriam Stoppard, explica en su libro "Conception, Pregnancy and Birth" (Concepción, embarazo y nacimiento) que las sustancias cancerígenas en el cuerpo pueden causar cáncer en ambos y, si estás embarazada en tu niño nonato.

Conocimiento experto

Una rama de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) o CCE, llamada Agency for Toxic Substances and Disease Registry (Agencia para las Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades) señala que las mujeres embarazadas están entre el grupo más susceptible a los efectos tóxicos de los nitratos y los nitritos. Estudios realizados por el CCE con el agua potable contaminada con nitrato y nitrito sugieren que los nitratos pueden cruzar la placenta, afectando al feto, además de afectar a la madre.

Conocimiento experto

Aparte de su potencial carcinogénico, los nitratos representan un riesgo para las madres embarazadas y los bebés debido a su potencial para reaccionar con la hemoglobina, proteína que suministra oxígeno desde los pulmones a los tejidos. Cuando los nitratos se convierten en nitritos y reaccionan con la hemoglobina, que producen proteínas modificadas, llamadas metahemoglobina, explica el CCE. Éstos no entregan oxígeno de manera tan eficaz, que es de particular preocupación si estás embarazada, puesto que tu bebé depende de la hemoglobina para suministrar oxígeno a la placenta.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por maria gloria garcia menendez