¿El consumo excesivo de leche descremada puede hacerte daño?

Los productos lácteos, incluida la leche descremada, pueden constituir una parte nutritiva de una dieta equilibrada. Los nutrientes de la leche descremada promueven el crecimiento y el mantenimiento celular en la mayoría de las etapas de la vida. No obstante, los recién nacidos no deben beber leche de vaca hasta que no cumplan un año de edad, ya que esta leche no cuenta con la cantidad y el valor de nutrientes presentes en la leche materna y las fórmulas para bebés.

Nutrientes

La leche descremada contiene calcio, magnesio, zinc, lactosa, vitaminas A y D y proteínas de la leche. Todos estos nutrientes desempeñan un papel importante en el desarrollo y el mantenimiento de la buena salud y deben estar presentes en las cantidades adecuadas para seguir una dieta equilibrada. La Food and Drug Administration (FDA), establece pautas sobre la cantidad de nutrientes que el cuerpo necesita para la buena salud; beber leche descremada puede ayudarte a cumplir con estas pautas. Sin embargo, la leche en abundancia, puede hacer que sobrepases el límite máximo y supone un mayor riesgo de toxicidad.

Calcio

La leche es la fuente más conocida de calcio, el mineral más abundante en el cuerpo; es un elemento esencial para la salud ósea y dental. Los adolescentes y los adultos deben consumir entre 1.000 y 1.300 mg de calcio por día. Conforme la National Institutes of Health Office of Dietary Supplements, mientras menor sea el contenido de grasas de una porción de leche, mayor será el contenido de calcio. Un vaso de leche descremada de 8 onzas aporta 296 mg de calcio.

Interferencia de calcio y toxicidad

Según el University of Maryland Medical Center, la ingesta total de calcio no debe exceder los 2.500 mg por día. Si la leche descremada fuera la única fuente de calcio, deberías beber menos de nueve vasos de 8 onzas por día. No obstante, es probable que tu dieta incluya otras fuentes de calcio, como el pescado, las nueces, el tofu, el cereal, las verduras de hojas verdes y los jugos fortificados con calcio; se deben tener en cuenta todas las fuentes de calcio al calcular el consumo total diario. El exceso de calcio puede causar estreñimiento y malestar estomacal, náuseas, diarrea, toxicidad renal y ritmo cardíaco irregular. Quienes toman medicamentos deben hablar con su médico sobre las posibles interacciones con drogas de las altas dosis de calcio. La absorción del calcio o los medicamentos puede verse afectada por la combinación de los altos niveles de calcio y los fármacos recetados.

Calorías

Aunque la leche descremada no contiene grasas, sí aporta calorías. Las calorías son un factor clave para el bajo peso y el sobrepeso. Un adulto debe consumir entre 2.000 y 2.500 calorías por día, según los niveles de actividad. Cada vaso de 8 onzas de leche aporta aproximadamente 100 calorías, o el cinco por ciento de las necesidades calóricas diarias. Muchos vasos de leche pueden ponerte en riesgo de consumir demasiadas calorías que, al sumarse al resto de la dieta, pueden almacenarse en forma de grasa. Por el contrario, beber demasiada leche puede hacer que pierdas del apetito y no consumas otros alimentos, lo que te pondrá en riesgo de desnutrición ya que la leche no contiene todos los nutrientes esenciales. Según Providence Nutrition Services y Beverage Guidance System, dos vasos de 8 onzas de leche por día son suficientes para una salud óptima.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia nygaard | Traducido por valeria d'ambrosio