Cómo consumir semillas de lino molidas

Con su alto contenido de fibra y ácidos grasos omega 3, las semillas de lino molidas son una adición nutritiva a tu dieta que puede mejorar tu salud digestiva, reducir tus niveles de colesterol y contrarrestar tu riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. El cuerpo humano no puede absorber debidamente los nutrientes de las semillas de lino enteras, por lo que es importante molerlas antes de comerlas. Una vez hecho esto, podrás añadirlas a una amplia gama de alimentos y recetas para mejorar su contenido de nutrientes y beneficiar tu salud.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Avena
  • Cuchara medidora
  • Productos horneados
  • Batidor
  • Yogur o batido
  • Pechugas de pollo
  • Huevo
  • Migas de pan de trigo integral

Instrucciones

  1. Revuelve las semillas de lino molidas en un plato caliente de avena para tener un desayuno rico en fibra que te dejará satisfecho. Dos cucharadas de semillas de lino le sumarán cerca de 4 gramos de fibra a tus comidas.

  2. Añade las semillas de lino molidas a los productos horneados para mejorar su contenido de nutrientes sin agregar demasiadas calorías adicionales. Las semillas de lino sólo aportan 37 calorías por cucharada. Mezcla las semillas molidas en masa para galletas, pan o incluso pizza, para incrementar tu ingesta fácil y rápidamente.

  3. Usa las semillas de lino como sustituto de huevo para hornear. Emma Christensen del sitio web The Kitchn, explica que el lino deben ser molido hasta que quede reducido a un polvo fino. Luego, debes mezclar 1 cucharada de semillas con 3 cucharadas de agua por cada huevo que desees sustituir en tu receta. Bate la mezcla hasta que se vuelva gelatinosa y luego añádela a la receta tal y como lo harías con los huevos.

  4. Mezcla las semillas de lino en una taza de yogur o en un batido para aumentar su contenido de ácidos grasos omega-3. Una cucharada de lino molido tiene 1,6 gramos de ácido alfa-linolénico, el tipo de ácido graso omega 3 que se encuentra en los alimentos vegetales. Eso es el 100 por ciento de la cantidad recomendada diariamente para adultos, de acuerdo con el Linus Pauling Institute.

  5. Cubre tus pechugas de pollo con lino molido antes de hornear, sugiere la escritora de viajes y alimentos y también fotógrafa Katherine Martinelli. Sumerge el pollo en un huevo batido, luego en una mezcla de semillas de lino y pan rallado de trigo entero, y finalmente colócalo en el horno para tener una cena saludable. Martinelli señala que ella ha descubierto que come menos cuando agrega linaza a sus recetas debido a que las semillas tienen la capacidad de satisfacer plenamente al estómago.

Consejos y advertencias

  • El lino es también una buena fuente de proteínas, ya que aporta casi 3 gramos por cada porción de 2 cucharadas. Eso es un poco menos del 7% de los 46 gramos de proteínas que necesitan las mujeres cada día, y un poco más del 5% de los 56 gramos que los hombres necesitan diariamente, apunta la información del Institute of Medicine.

Más galerías de fotos



Escrito por jody braverman | Traducido por pei pei