¿Puedo consumir espinaca mientras estoy amamantando?

La espinaca es bien conocida como un alimento vegetal versátil, muy nutritivo, ya sea cocido o servido crudo en ensaladas. Al igual que otras verduras de hoja verde, que es rica en hierro, vitaminas y minerales, y proporciona una cantidad útil de la fibra dietética. Sin embargo, las mujeres embarazadas y lactantes tienen diferentes necesidades dietéticas, y vale la pena echar un vistazo más de cerca a las espinacas en conjunción con la lactancia.

Acerca de la espinaca

Al igual que la acelga, la espinaca es un miembro de la familia de la remolacha. Primero fue domesticada en Asia Central, donde los persas la descubrieron y la introdujo en el mundo occidental. Hay muchas variedades de espinacas cultivadas en todo el mundo. Algunas producen hojas gruesas más adecuados para cocinar, mientras que otras tienen, hojas delicadas y delgadas que son perfectas para las ensaladas, especialmente al recogerlas jóvenes. Aunque la mayoría de verduras de hoja verde son fuertemente aromatizada, como las acelgas (collards) o la col rizada (kale), la espinaca (spinach) es lo suficientemente apacible como para adaptarse a casi cualquier plato.

Espinaca y nutrición

Las verduras de hoja verde, en general, son saludables y nutritivas, y la espinaca no es la excepción. Es la fuente dietética principal de folato, de hecho, el ácido fólico fue aislado por primera vez de la espinaca. La espinaca también es rica en hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio, niacina y otras vitaminas y minerales. La mayoría de estos nutrientes son importantes para las madres lactantes y sus hijos, por lo que hay beneficios claros para comer espinacas.

Preocupaciones

Sin embargo, hay algunas cosas que hay de que cuidarse si comes espinacas mientras estás amamantando. La espinaca cruda, a menudo consumida en ensaladas, se recuerda periódicamente debido a la contaminación por salmonella, listeria, E. coli u otros agentes patógenos. Estas bacterias pueden hacer que una persona sana inconvenientemente se enferme, pero son potencialmente mortales para los bebés. La espinaca cruda también tiene características "anti-nutrientes". El ácido oxálico, ácido fítico y polifenoles en la espinaca cruda atrapa los nutrientes como el hierro y el calcio, impidiendo su absorción por el cuerpo. Tanto el hierro como el calcio son nutrientes especialmente importantes para las madres lactantes.

Recomendaciones

Los vegetales de hojas verdes como la espinaca son una parte saludable y muy nutritiva de una dieta equilibrada. Si estás amamantando, debes comer regularmente. Sin embargo, lo mejor es cocinar las espinacas, en lugar de comerlas crudas en ensaladas o sándwiches, debido al riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Escaldar las espinacas en agua hirviendo antes de cocinar matará a cualquier patógeno que pudiera estar presente, y también desglosa los componentes anti-nutrientes en la espinaca que de otro modo perjudican tu capacidad de absorber el hierro y el calcio.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por martín giovana