Consumir dulces con el estómago vacío

Comer dulces con el estómago vacío puede proporcionar un alivio rápido para tu gusto por lo dulce, pero los efectos secundarios pueden agriar tu salud. El caramelo contiene sacarosa, un disacárido hecho de los azúcares simples glucosa y fructosa. Comer dulces puede afectar tus niveles de azúcar en la sangre, presión arterial y el estado de ánimo. Consulta a tu médico acerca de los efectos adversos en tu salud por comer dulces con el estómago vacío.

Azúcar en sangre alto

El dulce es un alimento de alto índice glucémico con contenido de azúcar que tu cuerpo absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo, especialmente cuando se come con el estómago vacío. Esto provoca un aumento de azúcar en la sangre. Como resultado, la hormona de la insulina se libera en la sangre para transportar la glucosa desde la sangre a las células. Si eres diabético o tienes resistencia a la insulina, los niveles de azúcar en la sangre se mantienen altos mucho más tiempo que si no tuvieras estas enfermedades crónicas. No obstante, los niveles de azúcar pueden permanecer altos por entre 1 a 2 horas. El azúcar en la sangre, también llamada hiperglucemia, puede dañar las células de los vasos sanguíneos.

Bajo nivel de azúcar

Comer azúcar con el estómago vacío puede generar cambios en el azúcar. Después de que la insulina transporta el azúcar de la sangre a las células puedes tener hipoglucemia, también llamado abajo nivel de azúcar en la sangre. Como consecuencia de la hipoglucemia, puedes experimentar sudoración, nerviosismo, ansiedad, sueño y hambre, lo que puede conducir a comer más dulce para aumentar el azúcar en la sangre y comenzar el ciclo de nuevo.

Incremento del azúcar en la sangre

Comer dulces con el estómago vacío puede aumentar la presión arterial, Esto se debe a que un aumento del azúcar en la sangre también puede provocar un aumento de la presión arterial. La investigación realizada por científicos de la University of California en San Francisco y publicado en el "Journal of Pediatrics" en junio de 2009 descubrió a partir de una muestra nacional representativa de adolescentes en los Estados Unidos que el consumo de bebidas azucaradas se asocia con una mayor presión arterial sistólica. Los científicos también encontraron que el consumo de azúcar está asociado con mayores niveles en sangre de ácido úrico, una sustancia que, si no se elimina en la orina puede aumentar tu riesgo de gota, cálculos renales o insuficiencia renal.

Depresión

El aumento del consumo de dulces también puede aumentar el riesgo de depresión. La investigación realizada por científicos del Baylor College of Medicine en Houston, Texas y publicado en "Depression and Anxiety" en el 2002 reporta que el consumo de azúcar está altamente correlacionado con una mayor depresión. Sin embargo, los científicos no conocen el mecanismo exacto en el cerebro del por qué existe esta correlación. Sin embargo, comer dulces con el estómago vacío puede afectar tu estado de ánimo.

Más galerías de fotos



Escrito por jeffrey traister | Traducido por verónica sánchez fang