Cómo construir una tabla de equilibrio

Las tablas de equilibrio son usados por los atletas en su entrenamiento para mejorar su tiempo de reacción y habilidades de equilibrio. Son una manera efectiva de ocupar todo tu cuerpo para tratar y mantener la tabla de equilibrio estable. Aunque puedes comprar muchos tipos de tablas de equilibrio costosas de los fabricantes de equipo para ejercicio, es muy fácil hacer la tuya, siempre y cuando seas hábil con la sierra y algunos tornillos. Trata de hacer la tuya para que puedas incorporarla en tu rutina de entrenamiento de acondicionamiento físico.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Una tabla de contrachapado de 2 por 2 pies
  • Clavos
  • Cuerda
  • Lápiz
  • Sierra
  • Una tapa de PVC con una brida
  • Pegamento para madera
  • Tornillos
  • Cinta de agarre, adhesivo texturizado

Instrucciones

  1. Mide el centro de la tabla de contrachapado de 2 por 2 pies dibujando una línea a la mitad a lo largo y a la mitad a lo ancho para que el centro exacto de la tabla se encuentre en donde se unen las líneas.

  2. Utiliza un lápiz unido a un pedazo de cuerda que ha sido ligeramente clavada en la intersección de las líneas para dibujar un círculo en la madera jalando la cuerda y dibujando alrededor de la tabla. Esto debe hacer un círculo perfecto para tu tabla de equilibrio.

  3. Corta el círculo cuidadosamente usando una sierra y lija los bordes ligeramente para que no te lastimes mientras trabajas la madera. Mide alrededor de la tapa de PVC y corta otro circulo basándote en esa medida. Será insertado en la tapa para reforzar la resistencia.

  4. Coloca pegamento alrededor del borde del círculo pequeño, y colócalo en la tapa para que se adhiera. Espera hasta que se seque antes de colocarlo en la tabla de equilibrio.

  5. Alinea la tapa en el centro de la tabla, asegurándote de que la brida este por fuera. Utiliza tornillos normales para asegurar la brida de la tapa a la tabla de contrachapado. Si tu tapa no tiene brida, utiliza pegamento para madera alrededor de la boca para adherirla a la tabla.

  6. Utiliza cinta de agarre negra para hacer un diseño en la parte superior de la tabla para que tengas un lugar seguro para pararte en la tabla sin resbalarte. También colócala en los bordes de la tabla para protegerte de las astillas.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez