Cómo construir una maqueta de dinosaurio para adolescentes

Según los expertos en paleontología en el Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural, los primeros dinosaurios caminaban por la Tierra hace más de 200 millones de años. Mientras que tu hijo no puede realmente tomar una mirada hacia atrás tan lejos en el tiempo, puede elaborar su propia maqueta que cuente con estas criaturas bestiales. Si tu hijo tiene un don para las artes visuales o simplemente necesita hacer un proyecto 3D para un grado de la clase, la construcción de una maqueta es una actividad fácil que lo conecta su lado creativo con la ciencia más sencilla.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Caja de cartón
  • Tijeras
  • Rotuladores
  • Pinturas para artesanías
  • Pinceles gruesos y finos
  • Pegamento escolar transparente
  • Arcilla para modelado
  • Rafia o hierba sintética
  • Rocas o grava
  • Papel de seda
  • Cartulina

Instrucciones

  1. Elige una caja con un tamaño que coincida con las necesidades de la maqueta que tu hijo quiere crear. A diferencia las maquetas fáciles hechas con caja de zapatos para los niños pequeños, el proyecto de tu hijo adolescente puede requerir un enfoque más elaborado. Si lo pequeño es la clave, utiliza una caja de zapatos sin tapa. Para hacer algo más grande, corta un lateral de una caja de un dispositivo electrónico o de una caja para mudanza.

  2. Gira la caja de manera que la abertura mire hacia afuera.

  3. Dibuja un fondo en la parte posterior, los lados y la parte inferior de la caja con los rotuladores. Crea una línea de horizonte que divida el suelo, o el agua y el cielo. Haz un paisaje tipo llanura, una región montañosa o una zona pantanosa. El tipo de paisaje que dibuje tu hijo depende de los dinosaurios y el período histórico de la paleontología. Por ejemplo, durante el período Cretácico, según los expertos de la Universidad del Museo de Paleontología de California, la tierra que los dinosaurios vagaban fue probablemente cubierta con bosques de helechos y coníferas.

  4. Pinta el fondo con un pincel grueso para cubrir grandes áreas como el cielo o una región montañosa. Opta por un cepillo pequeño o delgado para crear detalles como un fondo de árboles, helechos o el suelo rocoso del océano.

  5. Corta y deforma el papel de seda verde para hacer la vida vegetal o dibuja y corta helechos de cartulina. Pega las plantas del piso de la maqueta. Coloca y pega piedras o grava en el suelo para que se parezca a un hábitat montañoso. Gira la superficie en una zona de césped con rafia verde.

  6. Moldea dinosaurios de arcilla dejándolos secar al aire. Separa quebrando la arcilla en secciones de una cuarta parte del tamaño (usa piezas del tamaño de una pelota de golf para hacer que las criaturas parezcan más grandes) y amasala formando bolas o tubos. Conecta las piezas para formar los dinosaurios. Haz un Brachiosaurus de cuello largo, conectando un tubo de arcilla con un óvalo grande (como cuerpo) y un pequeño óvalo para la cabeza. Agrega cuatro tubos en la parte inferior para las patas y una cola estrecha en la parte trasera. Utiliza pedazos más pequeños para hacer los ojos u orificios nasales. Crea tantos dinosaurios, según sea necesario para el hábitat específico.

  7. Coloca los dinosaurios en la maqueta. Levanta sus patas y pégalas en el lugar de las criaturas. Moldea los dinosaurios en arcilla para que se vea como que están comiendo de los árboles que están pintados en el fondo o peleando el uno con el otro.

Consejos y advertencias

  • Si tu hijo tiene dificultades para esculpir sus propios dinosaurios de arcilla, sustitúyelos con algunos de plástico.
  • Utiliza materiales naturales para dar a la maqueta una mirada realista. Añade hojas de helechos reales o corteza de árbol.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por soledad gomez