¿En qué consiste una dieta balanceada?

Cuando se combina con ejercicio regular, una dieta equilibrada es una parte importante para mantener un estilo de vida saludable. La clave para una dieta nutritiva es asegurarse de que tu cuerpo tiene la combinación correcta de proteínas, carbohidratos, productos lácteos, frutas y verduras: y sí, incluso algunas grasas saludables.

Ve al grano

El Departamento de Agricultura de EE.UU. recomienda consumir 6 onzas de granos cada día, basado en una dieta de 2,000 calorías. La mitad de los granos; sin embargo, deben ser granos enteros. Los granos enteros son una parte importante de una dieta equilibrada porque proporcionan carbohidratos complejos, que se queman lentamente durante todo el día, mientras que los almidones simples, como el arroz blanco, se queman rápidamente y proporcionar un impulso de energía a corto plazo.

Comer vegetales

Una variedad de vegetales es una parte importante de cualquier dieta: aportan vitaminas y minerales esenciales, dan al cuerpo suficiente agua y son bajos en grasas y calorías. En particular, los vegetales de hoja verde suministran mucha fibra, mientras que los vegetales de color naranja como las zanahorias y las patatas dulces proporcionan gran cantidad de vitamina A. Trata de comer 2,5 tazas de vegetales cada día.

No limites la fruta

Las frutas también proporcionan vitaminas y minerales valiosos, pero en este caso es importante comer toda la fruta. Dejar la piel de la fruta también mejora tu dieta, al proporcionar fibra. A menudo, los jugos procesados ​​están muy azucarados, y en algunos casos, incluso los jugos frescos eliminan muchas de las vitaminas que se encuentran en la fruta recién caída del árbol.

Mezcla en la leche

Los productos lácteos proporcionan calcio y algo de proteína, pero también pueden ser altos en grasa y azúcar. Come aproximadamente 3 tazas de productos lácteos al día, pero apégate a la leche descremada y a las presentaciones bajas en grasa.

Carne y frijoles

La carne y los frijoles proporcionan proteínas, que mantienen el hambre a raya y proporcionan un suministro de combustible a largo plazo a comparación con los almidones simples. Las mejores fuentes de proteínas son los cortes magros, mariscos y frijoles. Además, los frijoles proporcionan fibra, que te mantiene lleno y regula el sistema digestivo. Trata de comer 5,5 oz de carne o frijoles todos los días.

Verifica el aceite

Cada dieta equilibrada debería tener un poco de grasa. Pero en lugar llenar tu pan con mantequilla o verter aderezos sobre las ensaladas, trata de consumir mariscos y frutos secos, que contienen grasas saludables buenas para ti, como el omega-3.

Más galerías de fotos



Escrito por molly rose | Traducido por mayra cabrera