¿Qué se considera una dieta saludable?

Hay muchas maneras de comer saludablemente. Las dietas vegetarianas y veganas balanceadas cumplen con todas las necesidades nutricionales y fomentan la buena salud, pero las dietas que incluyen carne pueden hacer lo mismo. En resumen, no tienes que comer todos los vegetales o rechazar todas las galletas, si quieres estar sano. En lugar de eso, debes enfocarte en priorizar el equilibrio dietético, la calidad de los alimentos y los alimentos que son integrales y naturales.

Comiendo de modo balanceado

El modelo de dieta saludable de la Universidad de Harvard: "el plato de comida saludable", está lleno de una gran variedad de opciones inteligentes de alimentos y se enfoca en lograr un equilibrio entre ellos. El plato se divide en cuatro secciones, siendo la más pequeña la de las frutas y la más grande la de las verduras. Los granos enteros y las proteínas saludables ocupan aproximadamente una cuarta parte del plato. El modelo también recomienda beber agua con cada comida, mantenerse activo entre las comidas e incluir una pequeña cantidad de aceite saludable, como el aceite de canola o de oliva, en la mayoría de las comidas.

Alimentos integrales

El Dr. Jonny Bowden, un nutricionista certificado que escribe para Forbes.com, sugiere que las características específicas de una dieta saludable no importan tanto como la cantidad de procesamiento que tus alimentos han sufrido. Las dietas saludables son totalmente o en su mayoría compuestas por alimentos integrales, sin procesar o mínimamente procesados, lo que significa que los alimentos se encuentran lo más cercano posible a su estado de cosecha original. Ejemplos de alimentos saludables enteros de cada grupo principal son las verduras de hoja y las hortalizas de raíz, las bayas frescas y las manzanas o naranjas, el arroz marrón y los granos de avena cortados, el salmón silvestre, los frijoles secos o el yogur natural.

Menos procesamiento

Por supuesto, es posible comer alimentos de todos los grupos principales de la elección de los productos que han sido sometidos a un mayor procesamiento, tales como el jugo de frutas, el yogur aromatizado o las salchichas. Puedes comer pequeñas cantidades de alimentos procesados ​​y aún así tener una dieta saludable, pero la investigación sugiere que el minimizar los alimentos procesados ​​proporciona los mayores beneficios para la salud. De acuerdo con Harvard’s School of Public Health, los alimentos refinados y procesados ​​aumentan el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, obesidad y niveles inestables de azúcar en la sangre.

Cocinando en casa

La escritora de salud para "USA Today" Liz Szabo informa en un artículo de 2004 que salir a comer una comida puede generar un consumo de alrededor de un 50 por ciento más de calorías, gramos de grasa y cantidades de sodio de lo que uno podría obtener comiendo en casa. Las opciones de comidas de restaurantes y las congeladas tienden a ser muy fritas, hechas con ingredientes procesados ​​o cargadas con mantequilla y sal para mejorar el sabor, y no hay manera de saber exactamente cómo se preparan estos platos o lo que contienen. Cocinar en casa es más propicio para seguir un plan de alimentación saludable, ya que tienes control sobre lo que comes exactamente, cómo lo haces y cuánto sirves. También puedes prestar más atención a la utilización de alimentos integrales en tu cocina y elegir los ingredientes que sabes que disfrutas.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por javier enrique rojahelis busto