¿Qué se considera abuso conyugal?

Según la coalición nacional contra la violencia doméstica, 12.7 millones de personas, tanto hombres como mujeres, son abusados por un cónyuge o pareja cada año. Sin embargo, el abuso a menudo es ignorado o minimizado, particularmente si el abuso es más emocional que físico. Admitir que hay un problema es el primer paso para estar a salvo y conseguir ayuda.

Maltrato físico

Cuando la gente escucha los términos violencia doméstica o abuso conyugal, el abuso físico es generalmente lo que se imaginan. Según los E.E.U.U. la Biblioteca Nacional de medicina y los Institutos Nacionales de Salud, el maltrato físico es cualquier tipo de violencia que tenga el potencial de causar una lesión. Esto incluye acciones como golpear, dar puñetazos, patadas, bofetadas y empujar. También pueden incluir acciones como asfixia, quemar y tirar cosas. Según los centros para el control de enfermedades y prevención, 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 7 hombres han sufrido maltrato físico en una relación.

Abuso sexual

Mientras que el sexo y la intimidad física son piezas que se esperan de un matrimonio o relación comprometida, pueden también ser utilizados agresivamente dentro de estas relaciones como una forma de abuso. El Consejo Nacional sobre el Abuso Infantil y Violencia Familiar define abuso sexual o violación en el matrimonio como un tipo de violencia que utiliza actos sexuales para herir, humillar o degradar a la otra persona. Esto incluye obligar a otra persona a tener sexo o infligir deliberadamente dolor durante las relaciones sexuales.

Amenazas y abuso emocional

El abuso emocional es cualquier acción que avergüenza, humilla, ridiculiza o degrada a otra persona. Según la psicoterapeuta Jeanne Segal, escribiendo para el sitio web Helpguide, el abuso emocional se utiliza para hacer sentir mal a las víctimas acerca de sí mismos y controlarlos. Este tipo de abuso puede incluir insultos, intimidación y conductas de control. También puede incluir amenazas de violencia física o abandono. A pesar de que las víctimas a menudo minimizan este tipo de abuso, puede ser igualmente dañino.

Cómo obtener ayuda

Aunque muchas personas que son abusadas por sus cónyuges niegan o minimizan el abuso, es importante para su salud física y mental que busquen ayuda. Muchos abusadores hacen promesas de no lastimar a su víctima, pero el problema es rara vez fácil de arreglar. Es esencial que las víctimas de abuso encuentren a una persona de confianza para acudir en busca de ayuda. Muchas ciudades tienen refugios o líneas locales que pueden encontrarse en la guía telefónica o en línea buscando violencia doméstica o refugios para mujeres.

Más galerías de fotos



Escrito por elise davis | Traducido por malourdes mpineda