Consejos de viaje para Puerto Vallarta

Se puede disfrutar del sol prácticamente todos los días Puerto Vallarta y los breves chubascos diarios ofrecen una manera natural de refrescarse. Esta región de la costa del Pacífico mexicano es un destino muy popular tanto para locales como para viajeros de muy, muy lejos. Ya sea que estés planeando llegar y disfrutar de sus famosas playas y bares o salirte de las rutas tradicionales para visitar algunas de las gemas menos obvias de Puerto Vallarta, algunos consejos pueden ayudarte a disfrutar al máximo tu viaje.

Equipaje


Empaca con inteligencia. El llevar cosas de más puede hacer que te demores en el aeropuerto.

Empaca zapatos cómodos y un poco estropeados, más un traje de baño y un frasco nuevo de bloqueador solar. Deja tus toallas en casa; los grandes hoteles tienen toallas para que las usen los huéspedes y también puedes comprarlas a precios muy económicos si fuera necesario. Empaca una variedad de prendas. La mayoría de las cosas que necesitarás son ligeras y casuales, pero siempre existe la posibilidad de una cena elegante; siempre revisa el código de vestuario en los restaurantes a los que planeas asistir. Empaca ropa que te guste y que se te vea bien, pero no lleves joyería cara. Podrás encontrar tiendas Wal-Mart y Sam's Club en Puerto Vallarta, así que no te preocupes demasiado por olvidar llevar algo.

Actividades


Prueba el mango en palito en el Malecón de Puerto Vallarta.

El espacio es limitado para las actividades turísticas más populares de Puerto Vallarta, así que reserva con anticipación y revisa que todos los materiales y equipo que vayas a necesitar estén incluidos en el costo. No olvides llevar efectivo para dar propinas al guía turístico o líder de actividades. Si vas a viajar con niños, confirma que pueden participar, ya que varias de las actividades tienen un mínimo de edad. Revisa el clima antes de salir a jugar; ocasionalmente el sol deja lugar a lluvia y tormentas. Asegúrate de dejarte algo de tiempo libre para vagar sin un horario fijo. El malecón de Puerto Vallarta, o el paseo frente al mar, están llenos de opciones de compras, entretenimiento y lugares para ir a comer que te perderías si tu itinerario es demasiado estricto.

Hospedaje


La mayoría de los balnearios en Puerto Vallarta cuentan con una gran alberca para uso de sus huéspedes.

Elige un tipo de hospedaje que refleje la experiencia que deseas. Hoteles muy reconocidos ofrecen una gran cantidad de comodidades y servicios incluidos, pero una propiedad más pequeña puede proporcionar consejo personalizado e instrucciones sobre sitios y opciones de entretenimiento menos concurridos pero igualmente interesantes. En donde sea que reserves, confirma el tipo de habitación y las comodidades que van incluidas antes de pagar. "Vista al mar", por ejemplo, puede significar que tendrás que asomarte por un balcón para ver el agua. Es poco probable que los hoteles en Puerto Vallarta ofrezcan algún tipo de mejora, así que es mejor no preguntar. Adicionalmente, la mayoría de las camas de hotel son inusualmente duras, pero están disponibles almohadillas tipo cartón de huevos están disponibles por menos de 20 dólares.

Seguridad


Limítate a consumir alimentos bien cocinados a las horas de comida establecidas.

Usa tu sentido común cuando asistas a clubes y bares en Puerto Vallarta. Es mejor confundirte en la multitud; no llames la atención haciendo mucho escándalo o gastando demasiado dinero. Pon atención a tu dinero y pertenencias personales, particularmente a tu permiso de visitante, el que tienes que devolver en el aeropuerto cuando vayas a regresar a casa. Siempre que salgas, revisa que lleves una copia del nombre del hotel, dirección y número telefónico, así como la información de contacto del consulado de tu país en México y una copia de tu identificación. La comida y la bebida en Puerto Vallarta son generalmente seguros. Los hoteles suelen tener un sistema de purificación de agua, así que es seguro beber del grifo. Si aún así no estás seguro, podrás encontrar agua embotellada en todas partes. Siempre se precavido, sin embargo, especialmente si tienes un estómago sensible, cuando se trate de comprar alimentos en establecimientos callejeros.

Más galerías de fotos



Escrito por kate bradley | Traducido por reyes valdes