Consejos para viajar con un gato en un avión

Muchas personas consideran a sus amigos felinos como miembros de la familia y harán todo lo posible para proteger su salud y bienestar. Los dueños de mascotas muchas veces consideran que el compartimento de carga es inaceptable cuando viajan con sus gatos y prefieren mantenerlos junto a ellos en la cabina de pasajeros. Si tienes un vuelo reservado y quieres llevar a tu gatito a bordo junto contigo, necesitas verificar que la aerolínea lo permita y tomar algunas precauciones.

Verifica con tu aerolínea

La mayoría de compañías aéreas estadounidenses permiten que gatos y perros pequeños vuelen en la cabina de pasajeros, siempre y cuando estén seguros durante el vuelo. Aunque esto no es siempre el caso, por lo que debes llamar a la aerolínea con anticipación y preguntar si permiten gatos. Algunas aerolíneas pueden cobrar una pequeña cuota, mientras que otras pueden tratar a tu gato y su transportación igual que cualquier otro tipo de equipaje de mano. Los animales son normalmente aceptados conforme van llegando, y por lo general hay un límite de animales que se permite a bordo. Para asegurarte que tu gato se suba al avión, revisa si puedes hacer reservar por adelantado un lugar para tu mascota, o trata de llegar a la puerta temprano.

Consulta con tu veterinario

Antes de ir al aeropuerto con tu gato, visita al veterinario para que le realice un examen físico completo y asegurarte que tu mascota esté en un buen estado de salud como para volar. Algunas razas, como el gato persa, no deben volar por ninguna razón debido a pequeñas obstrucciones nasales. Muchas líneas aéreas requieren que los animales que vuelen tengan sus vacunas al día y se encuentren en buen estado de salud, por lo que debes volver a vacunar a tu gato si es necesario. Obtén los documentos necesarios, como registros de vacunación, de tu veterinario para que los muestres al personal de la aerolínea si los solicitan.

Compra una jaula para gato

Las líneas aéreas generalmente requieren que todos los animales a bordo se mantengan dentro de una caja o jaula similar durante el vuelo. Casi todas las aerolíneas permiten jaulas con lados duros, pero algunas también permiten las jaulas de lados suaves. Las de lados suaves son más cómodas. Compra una jaula en la que tu gato quepa cómodamente dentro de las especificaciones de tamaño de tu aerolínea. Cada aerolínea establece sus propios parámetros permitidos de tamaño, pero comúnmente, las jaulas pueden ser de hasta 19 pulgadas de largo, de 14 a 19 pulgadas de ancho y de 8 a 9 pulgadas de alto. Algunas aerolíneas permiten jaulas más grandes para que puedan caber gatos grandes. Si no estás seguro de que te permitan subir la jaula en el avión, llama a la aerolínea para verificarlo antes de tu vuelo.

Mantén cómodo a tu gato

Para mantener a tu gato lo más cómodo posible en el avión, considera darle una manta suave o una almohadilla delgada para su amigo que se pueda acostar en la jaula. Una almohadilla absorbente que le permita orinar en un vuelo largo podría ser un requerimiento de la aerolínea. Aunque pueda parecer una buena idea darle a un sedante para el vuelo, en realidad esto puede causar problemas respiratorios y poner en peligro la salud del animal. En lugar de esto, lleva contigo sus golosinas favoritas o un juguete preciado para mantener a tu gatito ocupado durante el viaje.

Más galerías de fotos



Escrito por bronwyn timmons | Traducido por daniela fedorov