Consejos para viajar con la enfermedad de Crohn

Viajar con una enfermedad intestinal inflamatoria, como la enfermedad de Crohn produce estrés y frustración cuando se vive con el dolor y el malestar de la enfermedad, sobre todo en tiempos de brote. El diagnóstico de la enfermedad de Crohn no significa que tienes que perderte la boda de un ser querido por realizarse fuera de la ciudad o un viaje de trabajo necesario. Ya sea un viaje corto o largo, preparar tu viaje podría reducir las posibilidades de accidentes embarazosos en el camino.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Mapa
  • Pantalones
  • Ropa interior
  • Calcetines
  • Toallas para bebés o toallas de limpieza
  • Papel higiénico
  • Bolsón o bolso deportivo
  • Bolsa de plástico
  • Bocadillos
  • Botella de agua
  • Seguro de viaje
  • Bolso de mano
  • Medicamentos
  • Certificado médico

Instrucciones

    Viajar en auto

  1. Planifica tu viaje, teniendo en cuenta la ubicación de los baños. Elije una ruta que pase a través de áreas que tengan estaciones de servicio que ofrezcan un servicio completo, restaurantes de comida rápida o áreas de descanso. Si es posible, evita viajar durante largos períodos a través de zonas rurales que carecen de áreas de servicio disponibles.

  2. Discretamente, empaca un par de pantalones, ropa interior y calcetines en un bolsón o bolso deportivo. Incluye un pequeño paquete de toallas para bebés o toallas de limpieza desechables y un rollo de papel higiénico. Pone una bolsa de plástico o una pequeña bolsa de basura en el bolsón. Si ocurre un accidente, tendrás una muda de ropa disponible. Coloca la ropa sucia en la bolsa de plástico y ciérrala bien sellada.

  3. Lleva un bocadillo o una comida que no exacerbe tu condición. Si tu viaje es largo, necesitas comer alimentos seguros. Bebe agua embotellada y no agua del grifo.

    Viajar en avión

  1. Adquiere un seguro de viaje antes de viajar. Si tienes que acortar tu viaje debido a la enfermedad de Crohn, podrías recibir un reembolso total o parcial.

  2. Come alimentos seguros el día del viaje. Evita el consumo de productos que te producirán gases o te hagan sentir incómodo. Empaca alimentos que puedas comer con seguridad en tu bolso de mano en caso de que no puedas comer la comida servida en el avión.

  3. Si es posible, elije un asiento en el pasillo cerca del baño. Algunas aerolíneas te permiten elegir tu asiento antes del vuelo. Si el servicio de aerolínea ofrece este servicio, selecciona un asiento en el pasillo cerca del baño.

  4. Habla con el asistente de abordo y explícale tu condición. Dile que puede ser que tengas que hacer viajes repentinos al baño, incluso cuando se encienda la señal de cinturón de seguridad.

  5. Mantén los medicamentos en tu bolso de mano. Lleva medicamentos que controlen los gases y la diarrea, antiácidos y analgésicos. Cuando la presión de aire cambie en la cabina, puede que padezcas de gases e hinchazón. Si viajas a otro país, lleva un certificado médico que describa tu condición. Esto te permitirá pasar el control de seguridad con los medicamentos recetados.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por liz mancilla