Consejos para unas vacaciones en Disneyland

No precisas de ser un niño para amar Disneyland. Ya sea por las emociones de su Space Mountain, las fotografías con el pato Donald o el castillo de la bella Durmiente, Disneyland tiene algo para todas las edades. Visitar el parque no es cosa sencilla sin embargo, por lo que planear y prepararse lo hará una excelente experiencia. No olvides empacar bloqueador solar, ya que es normal asolearse cuando pasas todo el día fuera.

Ventajas de acudir temprano

Si estás dispuesto a levantarte temprano, puedes disfrutar de Disneyland sin sus largas filas. Los domingos, martes, jueves y sábados, los visitantes del parque pueden comprar el paquete "magic morning" y acceder a ciertas zonas del parque antes de que este abra al público en general a las 8:00 a.m. A esta hora, el parque se encuentra libre de multitudes, por lo que puedes subirte a tus juegos favoritos sin tener que esperar. Algunos restaurantes también están abiertos a esta hora ofreciendo sus desayunos.

Prepárate para mojarte

Tanto los juegos Splash Mountain como el Grizzly River Run dejan a sus visitantes empapados, así que prepárate de antemano para que no pases horas mojado. Antes de subir, coloca tus aparatos electrónicos como cámaras y teléfonos celulares en bolsas de plástico selladas o guárdalas en lockers. Lleva contigo un poncho grande para colocarte encima, o si el clima es cálido y es un día soleado, utiliza ropa hecha de telas de secado rápido. Las sandalias son mejores que los zapatos, que no son muy cómodos una vez húmedos.

Consigue el Fastpass

Para evitar las filas eternas, considera obtener el Disneyland Fastpass, que permite al que lo posee regresar a una hora determinada para subir al juego. Se requiere un pase por persona en cada juego, así que asegúrate de obtenerlos antes de hacer cualquier otra cosa y crea el itinerario de tu visita en torno a los horarios que te sean asignados. Ten en mente, sin embargo, que algunos recorridos, como el Indiana Jones Adventure y Peter Pan's Flight no ofrecen el Fastpass, así que si no quieres perdértelos lo recomendable es visitarlos al inicio de la jornada.

Planea tu visita

Elegir el tiempo ideal para visitar Disneyland puede hacer tu experiencia muy diferente en términos de multitudes y tiempos de espera. El invierno es menos concurrido que el verano, con la excepción de la última quincena de diciembre, de acuerdo a la guía turística Fodor's, cuando el parque se satura de visitantes navideños. Durante el calendario escolar, trata de visitar a mitad de semana cuando los niños están en clases, ya que las familias de los alrededores normalmente visitan Disneyland durante sábados y domingos.

Después del anochecer

Las tardes en Disneyland tienen un atractivo distinto, así que no escapes a tu hotel apenas comience a oscurecer. Después de un cálido día bajo el sol, la tarde es fresca, más cómoda y con menos multitudes. El parque además cobra nueva vida con fuegos artificiales y diseños de luces, un momento romántico en el que los adultos pueden visitar los restaurantes del parque para cenar.

Más galerías de fotos



Escrito por hallie engel | Traducido por rubén moreno