Consejos de última moda para hombres

Atrás quedaron los días donde podías elegir un atuendo de tu montón de ropa o simplemente husmear antes de ponértelo. No dejes que los malos hábitos o una actitud descuidada se interponga en la manera en cómo te presentas al mundo. Para ser un hombre de moda hoy en día, debes tener un guardarropa de calidad y el conocimiento de cómo combinarlo. La ropa te ayuda a dar una gran primera impresión.

Afuera lo viejo, bienvenida la calidad


Elige las fibras naturales en lugar de las artificiales.

Para obtener un guardarropa de calidad, tira la ropa vieja y rasgada y mantén la mente abierta al redefinir una prenda casual. Por ejemplo, si usas una playera deportiva con el nombre de la tienda donde la compraste, reemplázala por una camisa de color, lisa, tipo polo o por una con un diseño simple. Cambia los pantalones vaqueros rotos, descoloridos o anchos por mezclilla apropiada, en color azul oscuro o medio. Recuerda que lo simple da una mejor impresión que los colores mal combinados o patrones complicados. Compra materiales naturales como algodón, cachemira, seda o lana, en lugar de poliéster o telas de acrílico. Revisa la textura y el tejido para determinar cómo se fabricó la pieza y si aguantará el paso del tiempo.

Usa la talla perfecta


Usar tu talla perfecta se ve mejor y es más cómodo.

Muy a menudo, los hombres se ven descuidados porque no se toman el tiempo para comprobar si su ropa se ajusta correctamente. Podría parecer que mientras más tela traes, estás más cómodo, pero muy probablemente puedes usar una talla menos o llevar ropa a la medida para garantizar un ajuste perfecto. Las camisas deben cubrir tu silueta sin cortar la circulación. Asimismo, los pantalones no necesitan estar apretados pero deben ir ligeramente ajustados a la espalda y piernas y quedar unos dos centímetros por debajo del ombligo. Compra un cinturón de cuero negro liso, el cual no solamente detendrá tus pantalones, sino que se verá elegante con todo tipo de éstos.

Los trajes son necesarios


Los trajes y accesorios formales son básicos en un guardarropa.

Independientemente del estilo de cada hombre, siempre es necesario un traje negro clásico para completar su guardarropa de trabajo o eventos formales. Una vez que ya lo tienes, puedes comprar trajes de otros colores como gris y azul marino. Por lo menos un saco debe tener dos botones y debes llevarlo al sastre para que lo ajusten a tus brazos y hombros. Compra por lo menos una camisa blanca con botón en el cuello, pero atrévete a elegir otros colores sólidos. Además, es importante tener algo para usar fuera de casa, que sea combinable y a la moda como una gabardina y abrigos de lana, guantes de cuero y un paraguas resistente. Considera pañuelos de bolsillo y mancuernillas dentro de tus prendas adiciones para usar en ciertas ocasiones.

Uso modesto de accesorios.


Pocos accesorios dan una imagen de elegancia.

Para algunos hombres, la joyería no es muy de su agrado, por lo que ponerse un reloj clásico que no es muy llamativo, es suficiente para completar el atuendo. No exageres. Limita tus accesorios a dos o tres piezas y, tal como en tu ropa, mete simplicidad. Si usas anteojos, asegúrese que son lisos o de un estilo moderno que se adapte a la forma de tu cara. Actualiza la cartera a una versión simple de cuero negro. Los tenis deben usarse solamente para el ejercicio o el deporte, mientras que unos zapatos de cuero negro son ideales para usar con la mayoría de los trajes. Los zapatos café o mocasines se pueden usar con trajes de color caqui, pantalones vaqueros y casuales para hacer cualquier atuendo elegante casual. Limpia y pule los zapatos con regularidad para prevenir daños y acumulación de suciedad.

Extras


Cuida una imagen siempre pulcra.

La ropa a la vanguardia de la moda difícilmente ayudará a un hombre que descuida su apariencia. Esto significa que debes mantener una cara cuidadosamente recortada o afeitada y programar tus respectivos cortes de cabello. Finalmente, un hombre debe aprender a dar mantenimiento a su ropa. Un lavado adecuado, incluyendo la lectura de las etiquetas, ayuda a que la ropa se conserve en mejor estado mientras que la plancha ayuda con una apariencia sin arrugas.

Más galerías de fotos



Escrito por pam goldberg smith | Traducido por maricela guillen