Consejos sobre tutoría para los niños con problemas

La orientación ha documentado efectos positivos en los niños en riesgo. Los niños que reciben guía tienen más probabilidades de permanecer en la escuela y hacer progresos académicos, ser menos propensos a ser promiscuos, usar drogas o participar en actos de violencia, según un estudio realizado por "the University of Texas". Ser un mentor exitoso es una de las cosas más positivas que puedes hacer para ayudar a un niño y posteriormente a la sociedad. Para aprovechar al máximo tu oportunidad de tutoría, comprométete con la formación de una relación positiva con el niño por muy difícil que pueda llegar a ser al principio.

Sé confiable

Muchos niños tienen una serie de decepciones en su vida. Los padres pueden estar ausentes de la casa debido al abandono o la encarcelación. Los hermanos pueden haber sido separados de la familia. Las necesidades básicas de algunos niños no se cumplen de forma coherente. Asegúrate de no convertirte en parte de la decepción que muchos niños de los programas de orientación han llegado a esperar, honra tu contrato con la agencia de tutoría y sostente cuando las cosas se pongan difíciles. No hagas promesas que no puedas cumplir. Si haces los arreglos para llevar a tu aprendiz a un concierto, no le falles. Vas a hacer mayor impacto si te conviertes en un adulto de confianza con el que pueda contar en su vida. Puedes ser el único modelo que tiene.

Establece límites

Muchos niños en los programas de tutoría han crecido en hogares donde los límites inconsistentes han sido establecidos y aplicados. Esto se traduce en un niño que no sabe qué comportamiento es aceptable en un momento dado. Los niños necesitan límites y se sienten más seguros cuando los tienen, a veces actúan de tal manera para obligar a los adultos a poner límites. Dile a tu aprendiz cuáles son sus límites y las consecuencias por ignorarlos. Espera a que el chico que estás orientando empuje tus límites hasta que cruce la línea. Cuando suceda, hazle cumplir la consecuencia que hayas establecido. Una vez hecho esto, él se sentirá más cómodo contigo, ya que sabrá qué esperar y podrá controlar mejor su propio comportamiento.

Sé seguro

Muchos niños en los programas de tutoría han sido víctimas de abuso. De hecho, hasta un 10% de los hombres reportan haber sido víctimas de abuso o haber sido asaltados sexualmente cuando eran niños, según el Dr. Emily M. Douglas, Ph.D. Como tal, algunos niños no pueden guardar los límites sexuales apropiados. Protégete de los avances impropios o una acusación de conducta sexual inapropiada encontrándote con el chico que estás guiando en un lugar público. Si debes tener a tu aprendiz en tu vehículo, haz que un tercero te acompañe siempre que sea posible.

Usa los recursos de la comunidad

Como un adulto que está familiarizado con los recursos que están disponibles en la comunidad, podrás ayudar al chico que estás orientando de muchas maneras. Muchos niños que están en programas de tutoría tienen dificultades de aprendizaje, problemas familiares y cuestiones financieras. Puedes encontrar ayuda académica y asesoramiento para ayudar a ingresar a la familia en los programas sociales que puedan ofrecerles una mano con la vivienda y otras necesidades básicas. Aunque un mentor solo puede ser influyente en la vida de un niño, un equipo de personas trabajando juntas pueden hacer una enorme diferencia.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por jane laury