Consejos para swing de golf con palos de hierro

Aprender como golpear con la pelota consecuentemente con tus palos de hierro puede tomar un largo camino hacía ayudarte a disfrutar el juego de golf. Golpear con palos de hierro es una parte vital para mejorar tu marcador. Esto incluye tiros cortos que están cerca del green y tiros largos desde el canal o soporte. Golpear exitosamente con un palo de hierro implica acelerar tus manos mientras te preparas a golpear la pelota.

Ataca con tus manos


Perfeccionar el ataque de manos tendrá efectos positivos en tu juego.

Tus manos necesitan ser el punto central cuando golpeas con tu palo. De acuerdo al golfista profesional Steve Stricker, la manera de lograr esto es imaginando que tienes una bebida en lata bajo tu axila.Tu meta es mantener la lata en esa posición mientras golpeas con el palo. Esto hará énfasis en tus manos mientras golpeas la pelota, y mantendrás el ángulo deseado para atacar cuando hagas contacto con la pelota. Como resultado, tu tiro irá más lejos y en la dirección deseada.

Swing barrido con hierros largos


No utilices el swing barrido con palos largos.

Cuando golpeas con drivers fuera del tee o madera de calle, se les dice a los golfistas que utilicen un swing barrido para obtener una mayor altura, distancia y precisión en su tiro. Con un palo mediano o corto, se supone que debes utilizar un swing empinado y aumentar la velocidad con tus manos justo antes de hacer contacto con la pelota. Ese tipo de swing causará problemas significativos con un palo largo. Haz un swing más largo con un ángulo más bajo de golpeo cuando utilices un hierro 2-, 3- .4- o 5-.

Tiro final


El secreto para utilizar cualquier swing está en la elección del palo.

Muchos golfistas sienten que deben tener un swing suave con sus palos de hierro o que se pasaran del objetivo deseado. Esto es incorrecto. Si haz decidido correctamente tomando el palo adecuado para distancia a la que te encuentras respecto al hoyo, puedes utilizar el mismo swing a cualquier distancia. La clave es terminar el swing con tus manos a la altura de los hombros. Esto ayudará a la pelota a llegar a la altura prescrita y luego aterrizar suavemente en la calle o el green. Asegúrate de que tus manos lleguen a la altura de tus hombros cuando termines.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por ariadna delgado