Consejos para usar el Stairmaster

El término "escaladora" puede referirse a una máquina de subir escaleras con dos pedales, u otra máquina de ejercicios que se asemeja a una corta escalera interminable. Esta última máquina también es llamada stepmill; Stairmaster produce ambos tipos de equipos. Ambos tipos de escaladoras trabajan los isquiotibiales, glúteos, cuádriceps y pantorrillas. Obtendrás el mayor beneficio utilizando cualquiera de los equipos Stairmaster si te concentras en la técnica apropiada.

Entrenamiento por al menos 10 minutos

Los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan hacer al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada cada semana, o 75 minutos de ejercicio vigoroso. Eso equivale a 30 minutos de ejercicio moderado o 15 minutos de ejercicio vigoroso cada día laborable. Mantén un registro de cuánto tiempo de ejercicio haces en la Stairmaster, si tu entrenamiento duró 10 minutos o más, a una intensidad moderada o vigorosa, tenlo en cuenta para tu cuota total de ejercicio diario. Ajusta el nivel de intensidad de tu escaladora hasta que tu ritmo cardíaco aumente y empieces a sudar, y hayas alcanzado una intensidad moderada. Si das pasos tan rápido que respiras fuerte y agitado, y sólo puedes decir un par de palabras a la vez, estás trabajando vigorosamente.

Párate derecho

Algunas Stairmasters tienen asas, algunas tienen pasamanos, y otras tienen ambos. Sujétate en las asas o pasamanos para equilibrarte si es necesario, pero no recargues el peso de tu cuerpo en ellos. Inclinarte no solamente fomenta una mala postura, sino que reduce el beneficio que obtendrías del entrenamiento si no estuvieras apoyando tu peso completamente, y por lo tanto no poniendo tu mejor esfuerzo. Si no puedes mantenerte sobre la Stairmaster con la velocidad actual sin inclinarte sobre ella, disminuye la velocidad o reduce el nivel de intensidad a uno que puedas manejar de manera apropiada.

Ingresa tu peso

Ingresa tu peso con precisión si el Stairmaster te solicita que lo hagas. Esta información te ayudará a calcular mejor la cantidad de calorías que estás quemando en tu entrenamiento. No ingreses un dato erróneo, ser más pesado es en realidad una ventaja, en cierto modo, porque quemarás más calorías durante cualquier actividad que una persona más liviana. También es posible que la máquina te pide introducir tu edad. Esto ayuda a la escaladora a hacer cálculos de tu ritmo cardíaco de manera más precisa.

Calentamiento y enfriamiento

Tómate entre 5 y 10 minutos para calentar al comenzar tu sesión de ejercicios en la escaladora. Ajusta el nivel de intensidad a la mitad o menos del nivel de intensidad de tu entrenamiento habitual. Piensa en ello como si subieras las escaleras de un vuelo imaginario lentamente, en lugar de intentar correr. Aunque puede parecerte una pérdida de tiempo, el calentamiento también quema calorías, pero, aún más importante, le otorga a tu cuerpo tiempo para adaptarse a las demandas que estás a punto de hacerle. Una entrada en calor literalmente eleva la temperatura del cuerpo y aumenta el flujo sanguíneo a los músculos, lo que aumenta el rendimiento y reduce el riesgo de lesiones. Una vez que hayas hecho el calentamiento, ajusta el Stairmaster de nuevo a tu nivel de intensidad normal y exígete como usualmente lo haces. Después del entrenamiento, reduce de nuevo el nivel de intensidad otros cinco o 10 minutos entrenando a ritmo suave para enfriarte. Este período de enfriamiento puede ayudarte a reducir el dolor y la rigidez, y disminuir aún más el riesgo de lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por vittore notabene