Consejos para solucionar el problema del cuero cabelludo graso

El cuero cabelludo graso es bastante común, según lo afirma el Dr. Jules Abadi, un dermatólogo de la Ciudad de Nueva York en la revista Cosmopolitan. Tu cuero cabelludo se vuelve graso cuando las glándulas sebáceas incrementan su producción. En algunas personas, la sobre producción está determinada genéticamente; en otras, las fluctuaciones hormonales o las situaciones estresantes pueden estimular esa sobre producción. Tanto si el cuero cabelludo pica e incomoda o sólo se ve grasoso, eliminar el exceso de aceite por lo general es una prioridad para una persona que lo sufre.

Lava con champú estratégicamente

Si tu cuero cabelludo requiere un lavado diario, el resto de tu cabello puede dañarse. La Dra, Mary P. Lupo, dermatóloga de Nueva Orleans, recomienda en la revista Allure minimizar el posible daño al cabello asegurándose de que esté completamente empapado con agua antes de colocar el champú. Opta por un champú diseñado para evitar el daño, Lupo sugiere escoger uno que en la etiqueta tenga palabras como "fortalecedor" o "renovador" y concentrar la aplicación del mismo en las dos pulgadas de cabello más cercanas al cuero cabelludo.

Hidrata tus raíces

Un cuero cabelludo graso no siempre significa un cabello graso; las raíces grasas y las puntas secas son un problema común del cabello, según la revista Marie Claire. Para equilibrar las diferentes necesidades de tu cabello, la revista sugiere usar acondicionador sólo en las puntas del cabello cuando lo lavas y usar una acondicionador durante toda la noche en las puntas una vez a la semana. Cheryl Marks, estilista de Pantene, recomienda en la revista Fitness usar un acondicionador suave en aerosol en la mitad inferior del cabello y concentrar en tratamiento en las puntas.

Deja las manos fuera

Cuanto más toques tu cabello y cuero cabelludo, es más probable que las glándulas sebáceas se estimulen e incrementen la producción, según lo afirma el estilista Roy Teeluck del Julien Farel Salon de la Ciudad de Nueva York, en Cosmopolitan. Si tocas tu cabello con menos frecuencia la producción de aceite puede disminuir por sí sola. Si eres propensa a tocar tu cabello, considera cambiar a un peinado que no te permita hacerlo, como tirarlo hacia atrás o no tener flequillo.

Absorbe el aceite

Demasiado aceite puede hacer que tu cabello se vea grasoso y huela mal, por lo que es conveniente usar productos que absorban el aceite, tal como recomienda Abadi en Cosmopolitan. Opta por un champú que contenga ingredientes que absorban el aceite, como azufre, cinc o alquitrán, o agrega un cantidad generosa de polvo para el cabello a las raíces para absorber el aceite del cuero cabelludo.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por maria eugenia gonzalez