Consejos para salir del bajón anímico de golpes bajos en béisbol

Golpear pelotas bajas es una parte del juego. Los mejores bateadores en el béisbol golpean .300, lo que significa que sólo tienen éxito tres veces de cada 10. Cuando un bateador se va más de dos partidos sin recibir un golpe, puede ser clasificado como estar en una mala racha. Salir de la crisis y que golpee la pelota de nuevo en forma dura requiere sólidos fundamentos, paciencia y confianza.

Acercamiento coherente

Los buenos bateadores tendrán un enfoque coherente al golpear la pelota de béisbol. Cuando se trata de la posición de bateo, el paso hacia el lanzador, el balanceo del bate y el seguimiento, la mayoría de los buenos bateadores, no harán cambios muy a menudo. Tienes que estar cómodo en el plato y tienes que encontrar un balanceo, que es tu firma, que te sienta cómodo sobre una base diaria. Puedes hacer pequeños ajustes en función del lanzador al cual enfrentas y los lanzadores lo verán, pero debes tomar el mismo enfoque para golpear cada vez que venga la pelota al plato.

Línea de conducción

La mejor manera de salir de una recesión es concentrarte en golpear los tiros directos. Incluso si eres un bateador potente, la idea principal de golpear la bola consistentemente es hacer un contacto sólido con ella. Necesitas concentrarte en golpear la bola donde se lanzó y golpeó con fuerza. Ponte la idea de golpear la pelota sobre la cerca completamente fuera de tu mente. Los jonrones son generalmente el resultado de un buen bateador que hace un contacto sólido. Hank Aaron terminó su carrera con 755 cuadrangulares y es uno de los jugadores más destacados en el equipo de béisbol. Él dijo que él nunca se consideró a sí mismo como un jonronero, pero cuanto más intentaba golpear tiros rectos, más lejos la pelota salía. "Yo sólo quería golpear la pelota con fuerza", dijo Aaron. "Yo no traté de golpear la bola sobre la cerca". Esto permitió a Aaron evitar largas depresiones.

Buen lanzamiento

Los lanzadores saben cuando se enfrentan a bateadores que se desploman. Un bateador que no ha tenido un golpe en unos pocos días es probable que esté ansioso en el plato y balancee tiros que están fuera de la zona de golpeo. Si estás en una mala racha, no puedes ampliar la zona de golpeo y trates de golpear lanzamientos que son bolas. Eso funciona para las manos del lanzador y coloca al hundimiento del bateador en mayor desventaja. Si bien es comprensible que el bateador esté ansioso cuando transite una recesión, que la ansiedad no se manifieste para el bateador ampliando la zona de golpeo.

Confidencia

Este es probablemente el factor más importante cuando un bateador entra en una depresión. Todos los bateadores ingresan en una de vez en cuando. Eso incluye a Aaron, Willie Mays, Mickey Mantle, Ken Griffey, Albert Pujols e incluso a Babe Ruth. Saber que eres un buen bateador y que es muy probable que salir de ella te ayudará a comenzar a golpear la pelota con fuerza una vez más. Si te preocupa que hayas estado en blanco en los últimos 12 turnos al bate y que nunca conseguiste un golpe más, tu caída es probable que dure más tiempo. Pero sólo tienes que hacerte cargo, trabajando en otros aspectos de tu juego como la defensa y correr las bases, ahí encontrarás que conseguirás uno o dos golpes y que pronto estarás fuera de tu mala racha.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por franco castro