Consejos para el regreso a clases del adolescente

Ya sea que esté empezando la escuela secundaria como un estudiante de primer año, empezando en una nueva escuela después de una reubicación de la familia o, simplemente, vuelvas después de las largas vacaciones de verano, el regreso a la escuela puede ser estresante para los adolescentes. Afortunadamente, el estrés puede ser minimizado considerablemente si los adolescentes se toman el tiempo para prepararse y si están decididos a tomar las medidas necesarias para el éxito académico y social en la escuela.

Preparación

Realiza todas tus compras para el regreso clases una o dos semanas antes de que comience la escuela. Comprueba si tiene un código de vestimenta antes de comenzar a buscar el nuevo vestuario. Compra cuadernos, bolígrafos y lápices, pero ten en cuenta que es probable que sea necesario comprar algunos suministros adicionales después de que los maestros hagan sus peticiones individuales en el primer día de clases. Un estante extra o un espejo en su armario hace la vida más fácil con pequeñas cosas. Llénate de alimentos nutritivos tales como barras de granola. Ve al peluquería a cortarte el cabello con, por lo menos, una semana de anticipación para tener tiempo de que crezca si resulta demasiado corto. Diseña el vestuario un día antes de que comiencen las clases y haz que se prueben la ropa para verificar si hay botones que falten y en lo que se necesita invertir dinero. Asegúrate de que todo quede bien y tenga el aspecto que desees.

Rutas y rutinas

Si vas a empezar una nueva escuela, comprueba el camino. Decide si vas a tomar el bus o a caminar. Llama a tus amigos y haz arreglos para reunirte con ellos en el camino. Concierta una visita a la escuela con una semana de antelación y obtén un mapa del edificio. Camina por los pasillos y averigua donde están los gimnasios, la biblioteca, la cafetería y aulas especiales, tales como laboratorios de ciencias o las salas de arte y el teatro. El primer dígito de la mayoría de los números de aula suele indicar en qué piso se encuentra en la sala. Si te has acostado tarde durante todo el verano, empieza a cambiar gradualmente tu hora de dormir un par de semanas antes para hacer el despertar más fácil. Date suficiente tiempo en la mañana para comer un desayuno nutritivo.

Éxito académico

Haz una cita con un consejero de la escuela. Por lo general, están disponibles una semana antes de que comiencen las clases. Verifica su calendario y haz las solicitudes de cambios temprano, si es necesario. Por ejemplo, si te colocan en una clase de matemáticas con un profesor con el cual tenías problemas el año anterior, trata de hacer un cambio. Si el cambio no es posible, entra a la clase con una mente abierta, lo mejor de ti y trata de empezar de nuevo. Trata de no dejar el aula si necesitas aclaraciones sobre cualquier cosa. Busca la ayuda de tus maestros si estás confundido. Acude preparado y sé puntual. Utiliza una agenda diaria para ayudar a organizarte tus tareas y trabajos. Y no dudes en obtener el apoyo de tus padres en caso de problemas.

Vida social

No te preocupes si tus amigos están o no en las mismas clases que tú (no elijas tus materias optativas en base a lo que tus amigos están haciendo). Sigue tus propios intereses y talentos. Ponte de acuerdo para participar en programas extra-curriculares, ya que son una manera de hacer nuevos amigos y llenar tu currículum para la educación post-secundaria. Si has sido víctima de acoso escolar, repórtalo inmediatamente. Si eres testigo de él, repórtalo de manera anónima, si es necesario. Si vas a empezar una nueva escuela y no conoces a nadie, date un poco de tiempo para construir un círculo social. Comienza observando y escuchando. Elige a alguien que pienses que se ve accesible y comienza una conversación. Mira a dónde conduce.

Más galerías de fotos



Escrito por freddie silver | Traducido por sandra magali chávez esqueda