Consejos para reducir la hinchazón facial

Hay varias razones por las que tu cara puede estar hinchada. Estas incluyen reacción a drogas, obesidad general y retención de líquidos, que por los general es causada por los alimentos que comes. Beber demasiado alcohol también puede producir hinchazón facial. Evitando los alimentos procesados y bebiendo mucha agua deberías poder reducir la inflamación. Después de haber confirmado con tu médico que no hay razón médica para que tu cara esté hinchada, hay muchos ejercicios que puedes probar para ayudar a reducir la apariencia de una cara hinchada.

Ojos

Coloca tus dedos medios sobre el puente de tu nariz, entre tus cejas. Pon los dedos índices en las esquinas externas de tus ojos con una ligera presión. Mira hacia arriba y entrecierra fuerte los ojos con tus pestañas inferiores. Deberías sentir los músculos de los ojos latiendo debajo de tus dedos índices. Mira hacia arriba y entorna los ojos 10 veces, enfocándote cada vez en el músculo palpitante. Después de 10 repeticiones, mantén los ojos entrecerrados y, manteniendo tus dedos en su lugar, ciérralos fuerte mientras cuentas hasta 40. Según Carole Maggio, productora del programa Facercise, este ejercicio ayuda a bombear sangre en la zona de los ojos y fortalece los párpados superiores e inferiores. Maggio afirma que también reduce rápidamente la inflamación debajo de los ojos.

Mejillas

Un ejercicio de yoga facial conocido como "cara de pez sonriente" puede ayudar a tonificar y afirmar las mejillas y los labios, según afirma Daily Mail. Sorbe tus mejillas hacia adentro, de modo que la zona de los hoyuelos de la mejilla esté presionada contra la parte trasera de tus dientes. Simultáneamente, frunce tus labios y trata de hacer una sonrisa amplia. Repite cinco veces.

Golpeteos

Eva Fraser, una esteticista de Londres, recomienda el golpeteo facial para aumentar la circulación y reducir la inflamación. Usando los dedos medios de ambas manos, da golpeteos por tu mandíbula imaginando que hubiera puntos marcando cada punto, separados por alrededor de 1/2 pulgada. Continúa desde la mandíbula hacia los pliegues nasales y labiales de tu nariz. Sigue hasta el puente de tu nariz, y da golpeteos alrededor de todo el ojo. Deberías golpear cada punto aproximadamente 20 veces, haciendo movimientos cortos como si estuvieras controlando la temperatura de una plancha.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah green | Traducido por maria eugenia gonzalez