Consejos para reducir el dolor y la hinchazón estomacal

La hinchazón y el dolor estomacal pueden ser muy incómodos. La inflamación hace que la ropa se sienta apretada y puede incluso causar dificultad para respirar. El dolor puede acompañar a la hinchazón y añadir ansiedad. La hinchazón y el dolor en el estómago pueden ocurrir cuando menos lo esperamos. Tener varias opciones listas para poner remedio a la hinchazón y al dolor puede ayudarte en cualquier momento que llegue.

Cambio de dieta

La eliminación de los alimentos que producen gases puede ayudarte cuando la hinchazón y el dolor se deben a los gases intestinales. Si el gas no disminuye, vuelve a introducir la comida y saca otro alimento sospechoso. Los medicamentos de venta libre o con receta pueden ayudarte a reducir la hinchazón y el dolor de estómago. Reduce tu consumo de alimentos procesados​​, bebidas gaseosas y alcohol. Reduce la ingesta de grasas, que pueden causar una gran cantidad de hinchazón y dolor. Restringir el consumo de sal puede tener un efecto positivo en algunas personas que han sufrido recientemente un episodio de hinchazón estomacal.

Remedios herbarios

Las hierbas medicinales se pueden encontrar a través de los ingredientes herbarios que son seguros y apacibles en el cuerpo. El jengibre se dice que es muy eficaz para el sistema digestivo. Este remedio funciona aumentando los fluidos digestivos y neutralizando el ácido. La acidez puede ser tratada con hinojo y menta. El dolor de estómago y los calambres pueden aliviarse con Pelargonium graveolens, que es una hierba que minimiza el dolor de estómago y los calambres.

Tratamiento para las condiciones subyacentes

A veces, la hinchazón y el dolor de estómago se debe a otras condiciones subyacentes que se manifiestan como dolor estomacal. Buscar el consejo médico para ayudar a identificar y a tratar la afección puede ayudarte a reducir la hinchazón y el dolor. Algunas condiciones que causan inflamación y dolor de estómago son: la neumonía, la intolerancia a la lactosa, las alergias a los alimentos, la culebrilla, costochandritis (inflamación del cartílago de costilla), la irritación de los nervios, las hernias que sobresalen a través de la pared, el tejido cicatrizal abdominal o el estreñimiento. En algunos casos, la causa puede estar relacionada con el corazón, y un examen de infarto de miocardio (ataque al corazón) puede ser necesario.

Cambios en el estilo de vida

Bebe por lo menos ocho vasos de agua todos los días. Lleva un diario de los alimentos que consumes. Come frutas frescas que no causen gases. Haz ejercicio varias veces a la semana. El aumento de peso puede ser un factor adicional en la hinchazón y el dolor de estómago. Bajar de peso puede ayudarte a deshacerte de parte de la hinchazón y el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer terry | Traducido por maría florencia lavorato