Consejos para reducir el dolor por la perforación de orejas

Cuánto duele una perforación depende en cierta medida de en dónde se encuentra. Las perforaciones comunes en el lóbulo de la oreja por lo general no duelen mucho, porque la zona es carnosa. Sin embargo, las perforaciones en la parte superior de la oreja o en la parte interna del cartílago de ésta pueden doler más. Si el dolor persiste durante más de un par de días, podrías contraer una infección. Inspecciona la zona utilizando un espejo y busca signos de pus. El enrojecimiento es común pero debería mejorar, no ponerse peor, con el paso de los días.

Mantén el área libre de infección

Limpia el área alrededor de la perforación con un hisopo de algodón y agua oxigenada. También puedes lavar la oreja con agua y jabón. Esto ayudará a prevenir infecciones que podrían empeorar el dolor. También puedes sentir dolor si algunos restos de suciedad quedan atorados entre el arete y el lóbulo de la oreja. Enjuaga bien el área al bañarte para desprender cualquier cosa que podría hacer que el dolor empeore.

No toques la perforación

Es un mito que hay que girar o mover la perforación constantemente la primera vez que te la haces. De hecho, la verdad es que no se debe tocar el arete en absoluto hasta que la perforación se cure completamente, lo que puede tardar hasta dos semanas. Según el sitio web PiercingDot.com, mover la perforación daña el tejido que apenas se está regenerando. Esto provoca inflamación y puede empeorar y extender el dolor.

No limpies demasiado

Si has estado limpiando la perforación varias veces al día, deja de hacerlo. Cuanto más limpies la zona, más vas a resecar tu piel. Esto es especialmente cierto si estás usando jabón, alcohol u otros productos astringentes. La piel reseca se vuelve dura y se irrita, lo que podría empeorar el dolor. A menos que tengas una infección en la zona, no es necesario que la limpies más de una vez al día.

Toma un analgésico

Puede tomar hasta dos semanas para que una perforación sane, y puede que tengas dolores todo ese tiempo. En lugar de sufrir por el proceso de cicatrización, toma un analgésico de venta sin receta.

No ejerzas presión en la oreja

Trata de dormir boca arriba, si puedes. Dormir de lado puede empeorar el dolor porque estás aplicando presión en la perforación. No vayas a nadar ni utilices orejeras al menos durante la primera semana. Cualquier cosa que cause fricción puede aumentar el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por josé antonio palafox