Consejos de queratina

Un tratamiento de queratina, llamado a veces "La fusión brasileña", es una manera de obtener el cabello suave y con volumen que deseas, sin horas de secadora y plancha para el cabello cada mañana. Una fórmula de proteínas de queratina se infunde mediante calor en el cabello para alaciarlo hasta tres meses. Al cuidar apropiadamente tu cabello tratado con queratina, puedes extender la vida del tratamiento, para disfrutar más semanas de cabello estilizado sin esfuerzo.

Evita el agua

Durante las primeras 72 horas después de tu tratamiento de queratina, lavar tu cabello, nadar o incluso mojarte bajo la lluvia está prohibido, apunta la revista "Newsweek". El agua puede penetrar en el folículo capilar, atrapando la humedad en su interior y causando estática. No obtendrás los sedosos resultados que esperas e incluso puede que experimentes un cabello con textura múltiple, dependiendo de dónde lo afectó el agua. Usa un gorro para nadar o un sombrero para proteger tu cabello.

Evita plegarlo

Un tratamiento de queratina es especialmente propenso a formar pliegues en las primeras 72 horas, así que necesitas evitar usar ligas para el cabello, pinzas o pasadores hasta que el tratamiento se haya asentado. Para estilizar tu cabello en las primeras 72 horas, sólo necesitas cepillarlo para mantener el estilo y forma adecuados.

Lava con poca frecuencia

Cuando comiences a lavar tu cabello de nuevo, entre menos lo laves, más durará tu tratamiento, apunta "The New York Times". Cambia a un champú seco para ampliar el tiempo entre lavados, o considera cambiar a un champú libre de sulfato. Los sulfatos son detergentes poderosos, pero también pueden privar al cabello de la proteína de queratina, de modo que sus resultados no durarán tanto como deberían.

No uses productos para estilizar

Ya que tu cabello está cubierto de proteína de queratina, no deberías necesitar usar mousse, gel y aerosol para domarlo en la forma y estilo adecuados. Los productos de estilizado pueden aferrarse al cabello y dejar residuos. Entre menos productos uses, menos saturarás y menos necesitarás lavar tu cabello. Esto asegura que tu tratamiento de queratina se mantenga luciendo fresco y suave por más tiempo.

Aplica acondicionador

Un acondicionador sin enjuague es una parte integral de hacer que tu tratamiento de queratina dure tanto como sea posible. Después de haber lavado tu cabello, sécalo dándole golpecitos con una toalla. Después, rocía un acondicionador sin enjuague sobre tu cabello y sécalo como de costumbre. Esto ayuda a infundir el cabello con humectantes para mantener tu tratamiento de queratina luciendo libre de estática y sano.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por karla m. gonzález