Consejos para preparar el cabello para un alisado

Los alisados químicos han evolucionado desde el descubrimiento accidental en 1905 de un compuesto que alisaba el cabello. Garrett Augustus Morgan, Sr., hijo de antiguos esclavos comenzó a comercializar su invención en 1913 y lo vendía principalmente a los afroamericanos. El proceso fue tan popular que en el 2010, el 80 por ciento de las mujeres afroamericanas usaban alisadores químicos, según la dermatóloga Susan C Taylor MD, escritora para el sitio web Society Hill Dermatology. Si se usan en forma inadecuada los alisadores pueden dañar y quebrar el cabello según el Journal of American Academy of Dermatology. Si sigue algunos consejos antes de realizarte un alisado tendrás resultados eficaces y atractivos.

No laves tu cabello

Los alisadores químicos funcionan porque descomponen las uniones originales del cabello y reorganizan para reducir el patrón natural del rizado del cabello. El ingrediente activo en muchos alisadores son el hidróxido de sodio, comúnmente conocido como lejía. Esta es lo suficientemente poderosa para usarla como un limpiador de drenajes y del horno, según Drugs.com. Los alisadores que no contienen lejía contienen hidróxido de guanidina y también rompen el patrón de rizo natural del cabello, según Taylor. Deja tu cabello sin lavar para proporcionarle algo de protección a las hebras, recomiendan WomenFitness.net y Soft Sheen Carson.

Deja un periodo de tiempo entre los alisados y el color

Corres un mayor riesgo de dañar el cabello y de romperlo si te alisas y tiñes el cabello, según la FDA y TeensHealth from Nemours. Si te alisas el cabello usa una coloración semipermanente, recomienda la FDA. Si usas una tintura permanente, el consenso general es que dejes transcurrir un lapso de dos semanas entre ambos procedimientos.

Protege el cuero cabelludo y la línea del cabello

Antes de aplicar un alisador, protege el cuero cabelludo y la línea del cabello con una capa de aceite, recomiendan la FDA y WomenFitness.net. La vaselina común te servirá si bien algunos kits de alisadores incluyen un gel protector. Aplica una capa gruesa de vaselina o de gel protector para evitar que el producto para el alisado toque directamente la piel. Incluye la parte exterior de las orejas así como en la nuca.

Haz una prueba en un mechón

Como sucede con cualquier procedimiento químico, realiza una prueba de un mechón antes de aplicarte un alisador químico sobre tu cabello, incluso si has aplicado el producto anteriormente, recomienda WomanFitness.net. Usa una sección sobre la oreja para hacer la prueba del mechón, sugiere el estilista Sharon Dorram. Tira del cabello con el que harás la prueba para determinar si es elástico o quebradizo. Usa una pequeña cantidad de alisador en el mechón de prueba para ver como reaccionará al tratamiento, aconsejan Peter Lamas Beauty Magazine.

Más galerías de fotos



Escrito por chris blank | Traducido por alejandra prego