Consejos de postura para mantener tus hombros hacia abajo

Los niveles altos de estrés, demasiadas horas manejando y permanecer sentado frente a un escritorio lleva a la inclinación de los hombros hacia adelante y redondear tu nuca. El término técnico para esto es "jorobado", postura conocida como "hombros redondeados". Los autores de Sports Chiropractic revelan que si esta condición no se atiende, puedes desarrollar problemas de disco o vértebras y un rango limitado de movimiento. Toma acción sobre ello para retomar la postura adecuada y reducir tu riesgo de dolor en un futuro.

Activa tus abdominales

Dibuja tus abdominales "hacia adentro y hacia arriba" como si tuvieras un pequeño cierre que comienza en el suelo pélvico y se eleva hacia la espina dorsal. Esta acción estabilizará el torso para darle a tus hombros una plataforma sólida. Los músculos de los abdominales y la parte superior de la espalda trabajan como equipo para crear una espina dorsal recta y sana.

Lleva tus hombros hacia atrás

Cada hora, completa tres lentos "giros de hombros". Haz un movimiento semicircular con ellos. Levántalos hacia tus orejas y hacia atrás, y después desliza ligeramente los omóplatos hacia el centro. Cuando los omóplatos estén uno frente al otro, los músculos de la espalda alta soportarán el peso de la espina dorsal y forzarán a los hombros a colocarse en la posición adecuada, lejos de las orejas.

Estira tu pecho

Coloca una estera de yoga o una almohada grande en el piso. Recuéstate sobre tu espalda de manera que tu cabeza y espina dorsal estén completamente apoyadas en la almohada. Extiende tus brazos a los lados, a unos 45 grados de tu torso. Permite que el peso de tus brazos caiga hacia el piso para estirar tu pecho. Sostén el estiramiento por 30 segundos.

Estira tus músculos laterales

Comienza apoyado sobre las cuatro extremidades, con tus muñecas bajo los hombros y las rodillas bajo las caderas. Coloca una pelota de estabilidad de 6 a 8 pulgadas frente a ti. Eleva tu brazo derecho y apoya el antebrazo en la pelota. Estírate con el brazo derecho para llevar tus dedos tan lejos de tu torso como puedas. Para un estiramiento más profundo, gira el brazo derecho para colocar la palma de tu mano paralela a la pared del lado derecho del cuarto. Sostén el estiramiento por 30 segundos y repite con el otro lado.

Más galerías de fotos



Escrito por ozzie jacobs | Traducido por arcelia gutiérrez