Consejos para política de código de vestir

Compilar un código de vestimenta eficaz y legalmente aceptable puede ser una tarea desalentadora. Por un lado, tienes un negocio que atender y por otro, la satisfacción de los empleados que es igual de valiosa. Hay mucho que considerar al redactar las políticas del código de vestir y es importante aprender lo más que puedas antes de escribir la tuya.

Observa la industria

Mira cómo se visten los empleados de empresas similares, incluso con tu propia experiencia para reflexionar sobre lo que es ropa aceptable. Los profesionales en los campos legales suelen llevar traje de negocios formal, incluyendo trajes ajustados y un aspecto cuidado. Los restaurantes y tiendas al por menor requieren uniformes de forma que los clientes puedan identificar fácilmente a los empleados. Lo mejor es que el código de vestir sea práctico y aplicable a todos los empleados; con cada política basada en una relación con el negocio en lugar de las preferencias personales del empleador.

Observa las normas sociales

Muchos códigos de vestimenta se adhieren a lo que es socialmente aceptable. Para un ambiente de oficina, los hombres tienen el pelo corto, el maquillaje de las mujeres es modesto, los flip-flops (sandalias) están prohibidos y los tatuajes o piercings deben ser cubiertos. Incluso las reglas básicas siguen vigentes en las industrias artísticas, las cuáles suelen ser más flexibles permitiendo una política de vestir casual-elegante. La ropa debe encajar correctamente, no siendo ni demasiado suelta ni demasiado apretada y no hay excusa para usar ropa con lenguaje vulgar.

Evita romper la ley

Aunque los códigos de vestir se pueden escribir especificando lo que es apropiado para los hombres o las mujeres, las políticas no puede identificar a un grupo determinado basado en el género, la etnia, raza, religión u orientación sexual. Por ejemplo, un empleador no puede permitir que las mujeres usen pantalones, mientras evita a los hombres que lo hagan. Las reglas relativas al no uso de sombreros deben considerar la kipá, ya que es la práctica religiosa de muchos hombres judíos. Sin embargo, si un atuendo religioso plantea un problema de seguridad, ya que podría quedar atrapado en la maquinaria, se debe conversar entre el empleador y el empleado para determinar si un acuerdo puede ser alcanzado. En caso de que alguna vez enfrentes una incertidumbre sobre una política de vestimenta, buscar asesoramiento jurídico antes de aplicarla.

Anúncialo

No dejes piedra sin remover a la hora de preparar las políticas de vestir. Tendrás que indicar de manera concreta lo que está y no está permitido. Si se obliga a los empleados a usar pantalones largos, establece que la ropa debe estar limpia, quedarle bien y no rota. Incluye la razón para cada regla, pero mantén la mente abierta; debes estar preparado para discutir más a fondo si un empleado viene a tu oficina con preguntas. Debes dar algún tiempo para que los empleados se ajusten antes de tomar medidas disciplinarias por violaciones al código de vestir.

Más galerías de fotos



Escrito por pam goldberg smith | Traducido por morena parras