Consejos para una Pesca desde la costa

Mientras que la pesca de agua salada puede considerarse que se realiza desde un bote, la pesca desde la costa puede producir una pesca competitiva de una variedad de peces de agua salada, incluyendo el lenguado, la corvina, el pez azul, el merlán y róbalo rayado. El fuerte y turbulento oleaje requiere equipo especializado para soportar estas condiciones adversas. Colocando correctamente la configuración de tu aparejo antes de llegar a la playa hará que tu excursión sea más agradable y, potencialmente, más gratificante.

Consigue la Caña y Carrete correctos

Al seleccionar una caña de pesca para la costa, busca una varilla bastante rígida que esté entre los 10 y 15 pies (3,05 m y 4,57 m) de largo. Este tamaño de caña manejará pesos suficientemente grandes como para usarlos en el oleaje con eficacia. Busca varillas con guías reforzadas que pueden manejar​grosores de línea más pesados con más facilidad. Elige entre un carrete giratorio grande o carrete de bastidor. Mientras que los carretes de bastidor pueden lanzar mas lejos que los carretes giratorios, requieren de más habilidad para manejar. Utilizado incorrectamente, el carrete puede enredarse fácilmente y tener una reacción violenta. Los carretes giratorios, aunque incapaces de ser lanzados tan lejos, son más fáciles de usar y son una buena opción para los principiantes.

Selecciona el peso correcto

Al pescar en la costa con cebo vivo, es importante mantener el cebo lo mas abajo de la superficie posible. Usando un contrapeso lo suficientemente robusto, generalmente alrededor de 3 o 4 oz (85,05 g o 113,4 g), se obtendra un buen resultado. Contrapesos en forma de pirámide funcionan bien para asegurar las cañas en oleaje fuerte. Contrapesos circulares son buenos para aguas más tranquilas, estos no rodaran tu línea, como un peso redondeado es propenso a hacer, y se pueden mover más fácilmente, si es necesario. Utiliza únicamente la cantidad de peso que es absolutamente necesario para mantener el cebo en su lugar.

Enlaza un nudo adecuado

Una anzuelo de pesca es tan fuerte como el nudo que atas. Asegúrate de que los nudos en tu equipo son específicos para lo que los estás utilizando. Por ejemplo, un nudo Palomar o nudo Snell son excelentes opciones para atar los aparejos, mientras que un nudo de doble lazo es ideal para añadir peso o guías secundarias, y un nudo de cirujano se puede utilizar para unir dos líneas diferentes. Practica atar nudos de pesca para que tus cañas sean lo suficientemente fuertes para cuando los peces estén picando.

Conoce lo que está picando

Mantente al día de los informes de pesca de costa locales. Si sabes lo que está mordiendo, puedes ajustar tu aparejo y cebo para mejor resultado. Por ejemplo, el merlán gusta de camarones muertos y puede ser atrapado con un anzuelo doble, mientras que la lubina rayada prefiere anguilas vivas con un contrapeso y guía, y el lenguado a menudo puede ser capturado con señuelos artificiales. Ajustar tu aparejo para el tipo de pesca disponible mejorará tus posibilidades.

Ir prospección

La primera vez que vas a la playa y no estás seguro de lo que está mordiendo, utiliza un anzuelo doble de bajo costo, dispondible a la venta en cualquier tienda de aparejos. Pon dos tipos diferentes de cebo y lanza el aparejo. Cuando empiezas a capturar peces, comprueba lo que están mordiendo. Cambia el otro cebo que no pican para mejorar tus probabilidades de éxito.

Más galerías de fotos



Escrito por frank whittemore | Traducido por esteban arenas